22 de Octubre: San Abercio, Obispo de Hierópolis


san abercio

Abercius de Hieropolis (griego Αβέρκιος, murió c. 167) fue un obispo de Hierápolis en la época de Marco Aurelio, también conocido como Abercio Marcelo. Fue el sucesor de Papias. Se dice que Abercio ha evangelizado Siria y Mesopotamia, y sobre esa base se le conoce como uno de los Iguales a los Apóstoles. Fue encarcelado bajo Marco Aurelio y murió alrededor de 167.


Día celebración: 22 de Octubre / 4 de Noviembre.
Lugar de origen: Frigia?
Fecha de su muerte: 167.


Contenido

– Breve Biografía
– Oración a San Abercio


Breve Biografía

En el siglo II, vivía en la Frigia Salutaris cierto Abercio Marcelo, que era obispo de Hierópolis. A los setenta y dos años de edad, hizo una peregrinación a Roma y al regreso, pasó por Siria, por Mesopotamia y visitó Nísibis. En todas partes encontró cristianos fervorosos, que habían sido purificados por el bautismo y se nutrían del Cuerpo y la Sangre de Cristo.

Cuando volvió a Frigia, se construyó un sepulcro en el que mandó colocar una inscripción en la que se relataba con términos simbólicos e ininteligibles para los no cristianos, el viaje que había hecho a Roma para «contemplar la majestad» del Pastor universal y omnividente.

Un hagiógrafo griego, interpretando esa inscripción a su modo, escribió una biografía de San Abercio. Según esa ingeniosa narración, el santo obispo convirtió con su predicación y milagros a tantas personas, que se le dio el título de «igual de los Apóstoles». Su fama llegó a oídos del emperador Marco Aurelio, quien le mandó llamar a Roma, pues su hija Lucila estaba endemoniada.

San Abercio exorcizó con éxito a la joven y ordenó al demonio que trasportase desde el hipódromo romano hasta su ciudad episcopal la piedra de un altar, para emplearla en la construcción de su sepulcro. El autor de la biografía tomó algunos episodios de la vida de otros santos y presentó en el apéndice de su obra el original de la inscripción de Abercio.

Los historiadores solían considerar el contenido de la inscripción con la misma desconfianza que la biografía de la que formaba parte, hasta que en 1822, el arqueólogo inglés W. M. Ramsey descubrió en Kelendres, cerca de Sitiada, una inscripción fechada el año 216. Era el epitafio de un tal Alejandro, hijo de Antonio; pero los primeros y los últimos versos eran prácticamente una transcripción de los de la inscripción de Abercio.

El año siguiente, Ramsey descubrió en los muros de las termas de Hierópolis otros fragmentos que completaban casi en su totalidad la parte del epitafio de Abercio que faltaba en la primera piedra, Gracias a esas dos inscripciones y al texto de la biografía de San Abercio, se consiguió completar una inscripción de gran valor. Sin embargo, no todos los historiadores admitían que Abercio fuese cristiano; interpretando los símbolos de la inscripción en forma muy subjetiva, algunos llegaban a decir que había sido un sacerdote de Cibeles o de otro culto sincretista.

Finalmente, al cabo de innumerables investigaciones, se llegó a la conclusión de que el Abercio de la inscripción había sido realmente un obispo cristiano. El nombre de Abercio figura en la liturgia griega desde el siglo X; también se halla en el Martirologio Romano actual, donde se dice que fue obispo de Hierápolis (sede de San Papías) en vez de Hierópolis. Este último error procede de la biografía griega arriba mencionada.

Oración a San Abercio

San Abercio, Obispo de Hierópolis, ruega por nosotros.

San Abercio | Fuentes
La vida de los Santos por Butler.