15 de febrero: Santos Faustino y Jovita


santos faustino y jovita
Santos Faustino y Jovita [Jovita es un nombre masculino], fueron hermanos nacidos en Brescia, hijos de una de las familias más importantes de la ciudad. Recibieron la corona victoriosa del martirio, después de muchos combates soportados por la fe de Cristo en el siglo II.


Día de celebración: 15 de febrero.
Lugar de origen: Brescia (Lombardía).
Fecha de nacimiento: 90 y 96.
Fecha de su muerte: 122 dC.
Santos Patronos de:  –
Venerado en: La iglesia Católica.


Contenido

– Biografía
– ¿Santa Jovita?
– Culto a los Santos Faustino y Jovita
– Oración a los Santos Faustino y Jovita


Biografía

San Faustino nació en el año 90 y San Jovita en el 96, en la ciudad de Brescia, en Lombardía, Italia. Eran cristianos y fueron martirizados en el siglo II, durante los tiempos sangrientos de persecución. Los otros datos sobre ellos nos fueron transmitidos por tradición, ya que casi todos los registros fueron quemados o confiscados durante las innumerables persecuciones contra la Iglesia de los primeros siglos.

Según los devotos, eran hermanos y predicaban libremente la religión a pesar de las persecuciones decretadas por los emperadores: Trajano y Adriano. Las cárceles estaban llenas de cristianos que, si no negaban públicamente la fe, eran martirizados. Y en Lombardía la situación no fue diferente.

Esto preocupaba al obispo Apolonio de Brescia, que necesitaba confesores y sacerdotes para exhortar a los fieles cristianos a permanecer firmes. Secretamente, el obispo ordenó al sacerdote a Faustino y  diácono a Jovita, quienes continuaron trabajando en la comunidad haciendo milagros, convirtiendo paganos y destruyendo ídolos.

Acusados ​​por el alcalde, fueron golpeados, sometidos a atroces torturas, pero sobrevivieron a todo. Luego fueron llevados a Roma, juzgados y condenados a morir en su ciudad natal.

Sin embargo, durante la travesía, los santos consiguieron bautizar a una multitud de gente; solo por citar un ejemplo en el viaje de Roma a Nápoles, bautizaron a 191.128 personas.

Al eco de las maravillas que obraban los dos nuevos apóstoles, concurrían los pueblos vecinos, acudiendo en tropas a oír a estos oráculos. Los gentiles detestaban la superstición, y hacían pedazos los ídolos. Se vio mudado el semblante de la ciudad, siendo cristianos casi todos sus habitadores.

A vista de tantas conversiones no podía dejar de irritarse el enemigo común. Se armaron todas las furias del infierno para detener el rápido curso de tan gloriosas conquistas; ni era posible que un celo tan ardiente y tan eficaz dejase de encender el fuego de la persecución.

En vista que ni las torturas ni las amenazas consiguieron doblegar su constancia, el emperador Adriano, que se hallaba de paso en Brescia, ordenó que fueran decapitados.

 

¿Santa Jovita?

Había una tradición que decía que Jovita era la hermana virgen de Faustino, por eso no era un sacerdote como él. La Iglesia demostró, sin embargo, que fueron dos mártires masculinos, debido al origen de la palabra que significa «joven», era un término que en aquellos momentos se utilizaba exclusivamente para el género masculino.

 

Culto a los Santos Faustino y Jovita

El primer testimonio sobre el culto a estos dos santos mártires se encontró en el libro de los «Diálogos» de San Gregorio Magno. Entre 720 y 730, los cuerpos de los santos Faustino y Jovita fueron trasladados a la iglesia de Santa María, más tarde llamada en honor a los Santos Faustino e Jovita.

Otra característica histórica y religiosa fue el intercambio de reliquias entre los monjes benedictinos de Monte Cassino y el obispo de Brescia. Tomaron una de Faustino y la Catedral de Brescia recibió una de San Benito.

Mientras tanto, la tradición continuó enriqueciéndose, tanto es así que en la iconografía tradicional, los Santos Faustino y Jovita son mayormente representados vestidos como guerreros.

En 1438, la ciudad de Brescia fue salvada, de la invasión de las tropas del comandante milanés Nicolau Picinino, por los dos santos que aparecieron vestidos como guerreros para luchar junto a la población bresciana. El 10 de enero de 1439, el obispo de Brescia escribió a su amigo, el obispo de Vicenza, la narración de esta tremenda invasión. Esta carta se puede encontrar en la Biblioteca de San Marcos, en el Vaticano.

Uno de los festivales más grandes que tiene lugar en Lombardía es el de San Faustino y Jovita, en Brescia, cuando la población venera a sus patrocinadores el 15 de febrero, comenzando con la celebración litúrgica.

Oración a los Santos Faustino y Jovita

Dios todopoderoso y eterno, que diste a los santos Faustino y Jovita, mártires, la valentía de aceptar la muerte por el Nombre de Cristo, concede también tu fuerza a nuestra debilidad para que, a ejemplo de aquellos que no dudaron en morir por ti, nosotros sepamos ser fuerte, confesando tu nombre con nuestras vidas. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo.

Amén.

Santos Faustino y Jovita | Fuentes

https://pt.wikipedia.org/wiki/S%C3%A3o_Faustino_(santo)
http://es.catholic.net/op/articulos/32037/faustino-y-jovita-mrtires.html#modal
https://www.vaticanocatolico.com/santos-faustino-y-jovita/