La Navidad se va acercando y casi 50 días han transcurrido desde que se inició esta campaña. Tan solo unos días nos separan de la Navidad. La idea es llevar a los niños y al pueblo de Ushetu, un poco de amor y esperanza para estas fechas, quienes con muy poco, son inmensamente felices.

Por favor, póngase una mano en el corazón y otra en el bolsillo, deje de comprar eso que seguramente a usted le va a sobrar y done a alguien que verdaderamente necesita de su ayuda.
Dios le bendiga y la Virgen lo acompañe.

Ushetu, es uno de esos pequeños poblados, en los que gracias a Misioneros como el padre Diego Cano de los Misioneros del Instituto del Verbo Encarnado, la palabra de Dios, recién va llegando.

Sabía usted de la existencia de este pueblo?

En las aldeas más lejanas, con suerte se puede celebrar la Santa Misa dos o tres veces al año. En algunas otras aldeas, el padre Cano, sólo puede llevar la misa una vez al año. Los feligreses, tienen que caminar largos trechos para poder asistir a la Celebración Eucarística.

Se trata de un lugar muy remoto, ubicado al noroeste de Tanzania, alejado de la civilización. La ciudad más cercana, se haya a una hora y media de viaje, y en época de lluvias pueden ser dos horas. Cuando es posible, el padre Cano se moviliza con la ayuda de la fiel “Clemencia”.

Aún hay mucho trabajo por hacer. Algunas capillas que construir. A esta, aún le falta el techo, que por ahora, será improvisado con una cobertura plástica. Vea el levantamiento de una capilla en las diapositivas disponibles a continuación.

A diferencia del mundo occidental (lamentablemente), estas comunidades buscan ávidamente a Cristo, de tal suerte, que toman la iniciativa y construyen humildes capillas. En ellas, el padre Cano celebrará la Santa Misa y administrará los sacramentos.

La devoción al Sagrado Corazón de Jesús, a la Santísima Virgen María y a su Santo Rosario, están (gracias al arduo trabajo de los misioneros del Instituto del Verbo Encarnado) muy difundidas.

img_0543

Adicionalmente, la misión atraviesa por las dificultades e inconvenientes de cualquier grupo humano que vive alejado de la civilización, como lo es la carencia de agua. Durante las sequías,  la misión se ve obligada a comprar agua de zonas aledañas, la que llega en carretas tiradas por bueyes. Llega sucia. Necesita ser tratada y hervida antes de ser destinada al consumo humano. A esto, agréguele la falta de caminos adecuados que permitan la pronta transportación  de la misma.

También están los enfermos, muchos de los que por su edad o gravedad de condición, no pueden ser transportados a la ciudad. Ellos son atendidos en la misión.

Los costos involucrados en la educación Cristiana de los niños de Ushetu: Libros, cuadernos, profesores, etc. y la lista sigue.

Poder atender todas estas necesidades, la misión se vale de las donaciones generosas de personas como usted. Cada centavo donado a esta causa, va directamente a la misión del padre Cano.

Nosotros ya lo hicimos.

Sabía usted que los Misioneros del Verbo Encarnado, llevan a Cristo a lugares donde nadie más se atreva a ir?

Por favor, atrévase usted también, y haga una donación. No hay un monto mínimo para los donativos y tenga por seguro que toda cantidad es más que bienvenida.

– Por cualquier consulta puede escribir a: misionerotanzania@ive08.org

Visitar su sitio web  o su página oficial de facebook.

ushetupaypay

Todo el dinero será destinado en su totalidad a la misión en Tanzania

– Aunque la moneda que figura sea EURO, se puede donar con cualquier tarjeta de crédito.

FreeCurrencyRates.com