El jefe de la Pontificia Guardia Suiza advierte a los católicos sobre la posibilidad de un eventual ataque islámico contra el Vaticano.

ChurchMilitant.- En declaraciones a raíz de los ataque terrorista del 17 de agosto en Barcelona y Cambrils, el Comandante Christoph Graf sugirió la semana pasada que es probable que sólo sea cuestión de tiempo antes de que ocurra un ataque como éste en Roma. Sin embargo, añadió, “estamos listos”, advirtiendo que ya existen medidas cautelares. Los comentarios de Graf coinciden con las recientes declaraciones del Secretario de Estado del Vaticano Cdl. Pietro Parolin, quien admitió recientemente que existe preocupación en la Santa Sede por posibles atentados.

“Obviamente, uno no puede dejar de preocuparse”, dijo Parolin, condenando al terrorismo como un odio sin sentido.

El grupo terrorista Estado Islámico (ISIS) ha hecho uso frecuente de imágenes del Papa y del Vaticano en su propaganda, prometiendo que sus combatientes tomarán Roma y derrocarán a la Santa Sede. ISIS ha descrito a Italia como “marcada con la sangre de la Cruz” e incluyó fotos de su bandera negra sobre la Plaza de San Pedro. Recientemente, ISIS reiteró esta amenaza en un nuevo vídeo hecho en Filipinas, grabado durante un asalto en la ciudad meridional de Filipinas, Marawi el pasado mes de Junio. Llas imágenes presentan a combatientes afiliados a ISIS profanando una iglesia católica, derribando un crucifijo, destrozando estatuas de la Santísima Virgen y de San José y rasgando imágenes del Papa Benedicto XVI en tiras antes de proceder a incendiar la iglesia. Durante el vídeo, los terroristas se comprometen a destruir la religión de la Cruz, advirtiendo, “Recuerden esto, ustedes kuffar [no musulmanes], estaremos en Roma, estaremos en Roma”.

Después de perpetrar masacres en París y Bruselas, ISIS prometió atacar Londres, Berlín y Roma. Londres y Berlín fueron golpeados, pero por ahora, Roma ha escapado del ataque. En abril del 2016, la policía italiana frustró una plan de ISIS para atacar al Vaticano.

A pesar de una serie continua de derrotas en el campo de batalla en su región natal del norte de Irak y Siria, ISIS presenta un creciente peligro para la seguridad de las ciudades europeas. En el último año, el grupo terrorista ha lanzado o inspirado una serie de ataques en todo el continente, con jihadistas golpeando Londres, Manchester, París, Berlín, Hamburgo, San Petersburgo, Bruselas, Estocolmo y Estambul.