Un grupo de jóvenes musulmanes, bloqueó la noche del 28 de Julio, una de las calles por las que transita la linea 170, empleando contenedores de basura, obligando de esta manera al conductor del autobús a detenerse. Los atacantes forzaron la salida de los ocupantes y luego de romper algunas ventanas, arrojaron cócteles molotov, incendiando el vehículo. La policía local dijo que los 15 pasajeros y el conductor, lograron escapar ilesos.

El ataque, habría sido una aparente represalia por la muerte de un joven de 24 años, fallecido mientras estaba bajo custodia policial.
El video se convirtió en viral en las redes sociales, fue filmado desde un edificio aledaño al lugar del ataque, ubicado en el suburbio parisino de Saint Denis, conocido por ser de población mayoritariamente inmigrante.