EscapularioQué es un escapulario?

El escapulario es un sacramental (un signo sagrado según el modelo de los sacramentos, por medio del cual se significan efectos, sobre todo espirituales, que se obtienen por la intercesión de la Iglesia) y que esta formado; más comúnmente, por dos trozos de tela que llevan pintados, bordados o guardados una insignia, una imagen religiosa o un objeto de devoción que están unidos por dos cintas o cordones para poderlo llevar colgado al cuello, de tal forma que al llevarlo, un trozo caiga sobre el pecho y el otro sobre la espalda.
La palabra escapulario viene del Latín “scapulae” que significa “hombros”. Y como el escapulario cae de los hombros es que se le ha dado este nombre.

Qué es el escapulario del Carmen?

El escapulario del Carmen es parte de la indumentaria de los Carmelitas y es una réplica miniatura de su hábito. Se emplea debajo de la ropa y su color es el café.
Según la Congregación para el Culto Divino de la Santa Sede, el Escapulario de la Virgen del Carmen (o el escapulario del Carmen com también se le conoce) es un signo exterior de devoción y de la relación especial, filial y confiada, que se establece entre la Virgen, Reina y Madre del Carmelo, y los devotos que se confían a ella con total entrega y recurren con toda confianza a su intercesión maternal; recuerda la primacía de la vida espiritual y la necesidad de la vida de oración.
El escapulario del Carmen es también un MEMORIAL de todas las virtudes de María. Así lo recordaba a todos: religiosos, terciarios, cofrades. “Que forman, por un especial vínculo de amor, una misma familia de la Santísima Madre”, el Papa Pío XII, el 11.2.1950.

Cuál es su significado?

Al vestir el escapulario, en todo momento y durante toda la vida, es muy importante que sepamos apreciar su verdadero significado: El de la pertenencia a una Orden, a la del Carmen, con obligación de vivir según su rica espiritualidad y su propio carisma. Quien vista el escapulario debe procurar tener siempre presente a la Santísima Virgen y tratar de imitar sus virtudes, su vida y obrar como Ella, María, obró, según sus palabras: “He aquí la esclava del Señor, hágase en mí según tu palabra”.

EL escapulario del Carmen tiene 3 significados:

1.-El Escapulario del Carmen representa el amor y protección maternal de María. Emplea como signo una tela; tela de su maternal manto, mismo que es señal de protección y amparo. Nos hace suyos. Nos cubre de la ignominia de nuestra desnudes espiritual.

2.-Representa nuestra pertenencia a María: Mediante el uso del Escapulario del Carmen, portamos una marca que nos distingue como sus hijos escogidos. El escapulario se convierte en el símbolo visual y espiritual de nuestra consagración a María.

3.-El escapulario simboliza ese yugo que Jesús nos invita a cargar pero que María nos ayuda a llevar.

Es el Escapulario del Carmen un amuleto?

NO. El escapulario del Carmen no es ningún amuleto ni es tampoco un símbolo mágico de protección o de “buena suerte”. Tampoco es cierta (debido a la mala interpretación) la creencia de que el «escapulario salva por sí sólo» ni mucho menos exime de las exigencias de una vida realmente cristiana.

Cual es el origen de esta devoción?

Cuenta la historia que en la madrugada del día 16 de julio de 1251, Nuestra Señora se apareció a Simón Stock, superior general de la orden del Carmen, quien en aquellos días atravesaba momentos sumamente difíciles pues su Orden era perseguida, despreciada e incluso estaba al borde de extinguirse. En esa aparicion, la Virgen María le hizo entrega del milagroso Escapulario del Carmen.

San Simón Stock era considerado un hombre de fe muy viva, quien no cesaba de clamar socorro a la Santísima Virgen María, y al mismo tiempo, también le pedía una clara señal de que sus suplicas eran escuchadas; conmovida por la fervorosa insistencia de este hijo suyo, Nuestra Señora le trajo del Cielo el santo Escapulario y le dirigió estas palabras:

Recibe, hijo muy predilecto, el Escapulario de tu Orden, señal de mi confraternidad, privilegio para ti y para todos los carmelitas.”Todos los que mueran revestidos de este Escapulario no padecerán el fuego del Infierno. Es una señal de salvación, refugio de los peligros, alianza de paz y pacto para siempre.

Es entonces que a partir de esta misericordiosa intervención de la Madre de Dios, la orden carmelita volvió a florecer en todo el mundo. Y el Escapulario pasó a recorrer su milagrosa trayectoria, en señal de alianza de Nuestra Señora con los carmelitas y con toda la humanidad.

Cuál es la promesa del Escapulario del Carmen?

La promesa para quienes vistan el Escapulario del Carmen, está contenida en la frase “Todos los que mueran revestidos de este Escapulario no padecerán el fuego del Infierno.”
Esta promesa ha sido explicada un sinfín de veces por diversos Papas, santos y teólogos: Quien tenga devoción al escapulario y lo vista, recibirá de María Santísima la gracias de la perseverancia en el estado de gracia o la gracia de la contrición. Dicho en otras palabras, nuestra Madre la Virgen María, nos ayudará a morir en estado de gracia, con genuino y autentico arrepentimiento por nuestros pecados.
En resumen, nos promete morir en gracia de Dios y salir del purgatorio lo más rápido posible.

Cuales son los privilegios del Escapulario del Carmen?

1. Es una señal de alianza con Nuestra Señora. Con su uso, manifestamos nuestra consagración a Ella.
2. Es una señal de salvación. Quien muere con él no padecerá el fuego del infierno.
3. La Santísima Virgen librará del purgatorio, el primer sábado después de la muerte, a todos los que lo porten.
4. Es una señal de protección en todos los peligros.

El que recibe el Escapulario es admitido en la familia de la Madre de Dios y de la Orden Carmelitana. Por ello participa de los privilegios, gracias e indulgencias que los Sumos Pontífices han concedido a la Orden del Carmen. Se beneficia, además, de los méritos, de las penitencias y de las oraciones que se hacen en todo el Carmelo.

La difusión de la orden de lo Carmelitas y el Escapulario por el mundo

escapLa Virgen Inmaculada, Estrella del Mar, es la Virgen del Carmen, es decir a la que desde tiempos remotos allí se venera. Ella acompañó a los Carmelitas a medida que la orden se propagó por el mundo. A los Carmelitas se les conoce por su devoción a la Madre de Dios, ya que en ella ven el cumplimiento del ideal de Elías. Incluso se le llamó: “Los hermanos de Nuestra Señora del Monte Carmelo”. En su profesión religiosa se consagraban a Dios y a María, y tomaban el hábito en honor ella, como un recordatorio de que sus vidas le pertenecían a ella, y por ella, a Cristo.

Qué es el privilegio Sabatino?

El Papa Pio XII ha reconocido esta tradición en la que la Santísima Virgen ha prometido llevar (a todos los que visten su escapulario) a la patria celestial lo más pronto posible, a aquellas almas que se encuentren expiando sus culpas en el purgatorio, a más tardar, el Sábado próximo siguiente después de su muerte.

Otros tipos de escapulario

Escapulario Blanco: También se le conoce como el Escapulario de la Virgen de la Merced. Este Escapulario fue entregado por la Santísima Virgen a S. Pedro Nolasco, ordenándole la fundación de la Orden Mercedaria. Su blanco color significa la pureza de conciencia y la santidad de vida que siempre han de tener los que lo llevan en su pecho, si quieren honrar dignamente a María y merecer su protección.
Para recibir este beneficio, es necesario que sus fieles:
1) Usen el escapulario con fidelidad
2) Observen castidad de acuerdo al estado de vida
3) Recen del oficio de la Virgen (oraciones y lecturas en honor a la Virgen) o rezar diariamente 5 décadas del rosario.
El Papa Pablo V confirmo en una proclamación oficial que se podía ensenar acerca del privilegio sabatino a todos los creyentes.

Escapulario Verde: El escapulario verde se emplea cuando en la familia hay algún familiar o amigo que se encuentra lejos de la fe y uno desea hacer algo al respecto, María Madre Santísima nos dió una forma de convertirles cuando ella se le apareció a la Hermana Justina Bisqueyburu en 1840, llevando “la vestidura de la conversión – El escapulario verde.” Ella dijo:

” Esta insignia santa de mi Inmaculado Corazón ha de ser un gran medio para la conversión de almas…”

Por un periodo de mas de seis años, La Virgen se le apareció a la Hermana Justina y le respondió muchas preguntas con relación al escapulario y a su uso. La Virgen María dijo que el Escapulario Verde no necesita ninguna bendición especial, y no necesita inscripción como el Escapulario Café. Puede ser bendecido por cualquier Sacerdote. Si la persona que nosotros queremos que se beneficie de este escapulario no conviene en llevarlo consigo, este se puede colocar en cualquier sitio de su habitación. Cada día se debe decir la siguiente oración:
“Inmaculado corazón de María, ruega por nosotros ahora y en la hora de nuestra muerte”
Si la persona por quien se tiene intención en el escapulario no va a decir la oración, entonces aquel que lo regala debe de decirla en su lugar, todos los días. La Virgen María dijo:
“Las gracias mas grandes se obtienen por el uso del escapulario, pero estas gracias vienen en proporción directa con el grado de confianza que el usuario tenga en mi.” Santa Brigida tenía tal confianza en la Virgen María. Por esto la Virgen le reveló:” no hay pecador en el mundo, que aunque se encuentre en enemistad con Dios, no pueda regresar a Dios y recuperar su Gracia si el o ella tiene recurso a mi y pide mi asistencia.”

También es de color verde el Escapulario del Inmaculado Corazón de María.

Escapulario Rojo: También se le conoce como el Escapulario de la Pasión. El modelo del escapulario fue mostrado a la hermana Apolline Andriveau el día 26 de Julio de 1846 por nuestro Señor Jesucristo:
“Estando en la Capilla, una tarde de la Octava de Nuestro Bienaventurado Padre, el día 26 de Julio de 1845, vi yo aparecer a Nuestro Señor Jesús revestido con una larga túnica encarnada y un manto azul. Oh Amor de Jesucristo, cómo llenaste mi corazón en este momento sublime!. Oh, cómo era Bello Él! Ya no era aquel rostro fatigado por los dolores del pretorio, como yo lo había visto unos días antes durante la Santa Misa. Era la belleza por esencia. Tenía en la mano derecha un Escapulario Rojo en que Él estaba colgado en la Cruz, rodeado de los instrumentos dela Pasión que más lo hicieron sufrir en Su Santa Humanidad. Alrededor del Crucifijo leí éstas palabras: SAGRADA PASIÓN DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO SALVANOS. En el otro extremo de la cinta escarlata estaba una imagen de Los Sagrados Corazones de Jesús y de María, rodeado de espinos el uno, y el otro traspasado por una espada. Entre los dos Corazones se veía una Cruz que se elevaba encima de Ellos. Pasados varios días, volví a ver la misma imagen. Finalmente el día de la Exaltación de la Santa Cruz, el 14de Septiembre, Nuestro Señor Se dignó decirme: “Los Padres de la Misión han de dar éste Escapulario, y quienes lo traigan bendito recibirán todos los viernes la entera remisión de sus culpas, y el aumento de la fe, la esperanza y la caridad.”
También son de color rojo los escapularios de: El Escapulario de la Preciosísima Sangre, el Escapulario de la Pasión de Nuestro Señor y de los Sagrados Corazones de Jesús y María.

Escapulario Azul: El Escapulario Azul tiene su origen con la Aparición de Nuestra Señora Inmaculada Concepción ocurrida el 02 de Febrero de 1617 a la Venerable Hermana Úrsula Benincasa, fundadora de las hermanas Teatinas de la Inmaculada Concepción, en la Ciudad de Nápoles, Italia. En la parte del frente, el Escapulario trae la imagen de la Santísima Virgen, la Inmaculada Concepción, que ruega siempre por nosotros en todos los momentos de nuestras vidas, librándonos del pecado y de las trampas del enemigo. En la parte de atrás, presenta la Aparición de Nuestra Señora a la hermana Úrsula Benincasa. En esta Aparición, Nuestra Señora pidió a la hermana Úrsula que el Escapulario Azul fuera difundido entre todos sus hijos, prometiendo a todos los fieles que usaren con devoción 10 promesas:

1-Estarán todos cubiertos por Su Manto Sagrado.
2-Tendrán Su defensa contra todas las armadillas del enemigo que nos conducen al pecado.
3-Indulgencias plenarias y parciales, tanto en la vida como en la muerte.
4-Cura de enfermedades.
5-Fortaleza de fe delante de las dificultades.
6-Una buena muerte asistida por los sacramentos de la Unción y Reconciliación.
7-Sabiduría y la luz de Dios en los momentos difíciles.
8-La defensa de Nuestra Señora en el día del Juicio Final.
9-Un escudo de gracias contra todos los peligros.
10-Su eterna intercesión junto a Jesús y muchas otras gracias.

También son de color azul los escapularios de:
Escapulario de Nuestra Señora de Lourdes
Escapulario de la Inmaculada Concepción:
Escapulario de San Miguel Arcángel

Escapulario Negro: También conocido como el Escapulario de la Virgen de los Dolores. Es negro, como el hábito de los Servitas, propagadores de este Escapulario. Aunque no se prescribe ninguna imagen, suele llevar una imagen de la Dolorosa, del Corazón de María, la Piedad…

La Medalla escapulario

Está autorizado su uso con tal de que por un lado lleve la imagen del Sagrado Corazón de Jesús y por el otro una de la Santísima Virgen: La imposición debe realizarse con Escapulario de tela. A pesar de ello, el mismo San Pío X, al conceder esta dispensa, recomendó el uso del Escapulario de tela. Este es más simbólico, por ser una expresión abreviada del hábito del Carmen,

Indulgencias

Se puede ganar indulgencia plenaria:
1.- El día que se inscribe en la Cofradía.
2.- En la Solemnidad de la Sma. Virgen del Carmen, el 16 de julio.
3.- En la festividad de San Simón Stock, el 16 de mayo.
4.- En la festividad de San Elías, Profeta, el 20 de julio.
5.- En la festividad de Santa Teresa de Jesús, el 15 de octubre.
6.- En la festividad de San Juan de la Cruz, el 14 de diciembre.
7.- En la festividad de Sta. Teresita del Niño Jesús, el 1 de octubre.
8.- En la festividad de Todos los Santos de la Orden, el 14 de noviembre.

Fórmula de imposición del escapulario

Esta es la fórmula para bendecirlo e imponerlo:
Muéstranos Señor, tu misericordia.
Y danos tu salvación.
Escucha, Señor, mi oración.
Y llegue a ti mi clamor.
El Señor esté con vosotros.
Y con tu espíritu.

Oremos:
Señor nuestro Jesucristo, Salvador del género humano, bendice con tu diestra a est hábito que, por tu amor y el de tu Madre la Virgen María del Monte Carmelo, va a llevar con devoción tu siervo (o sierva), a fin de que por la intercesión de tu misma Madre y defendido(a) del maligno espíritu, persevere en tu gracia hasta la muerte: Que vives y reinas por los siglos de los siglos.- R: Así sea.

-A continuación rocía el escapulario con agua bendita y después lo impone a la persona o personas (a cada una por separado). Diciendo a cada una.-

Recibe este hábito bendito, suplicando a la Santísima Virgen que, por sus méritos, lo lleves sin mancha, le defienda contra todas las adversidades y te conduzca a la vida eterna.
Así sea.

Y añade: Yo, usando de la potestad que se me ha concedido, te recibo a la participación de todos los bienes espirituales que, por la misericordia de Jesucristo, practican los religiosos Carmelitas. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.
Así sea.

Que te bendiga el Creador del cielo y de la tierra, el Dios todopoderoso, que se ha dignado incorporarle a la Cofradía de la Santísima Virgen del monte Carmelo, a quien imploramos que en la hora de tu muerte abata la cabeza de la serpiente infernal y finalmente, consigas las palmas y la corona de la herencia sempiterna. Por Jesucristo nuestro Señor.
Así sea.

Y rocía el nuevo cofrade con agua bendita. Cuando son más de una de las personas que han de recibir el santo escapulario, se dice en plural. No deje de exhortarles a que vistan dignamente el escapulario, tratando de imitar las virtudes de María.

En caso de necesidad, basta para bendecir el escapulario la señal de la cruz del sacerdote y las palabras. “En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén”.

Oración a la Virgen del Carmen

Tengo mil dificultades: ayúdame.

De los enemigos del alma: sálvame.

En mis desaciertos: ilumíname.

En mis dudas y penas: confórtame.

En mis enfermedades: fortaléceme.

Cuando me desprecien: anímame.

En las tentaciones: defiéndeme.

En horas difíciles: consuélame.

Con tu corazón maternal: ámame.

Con tu inmenso poder: protégeme.

Y en tus brazos al expirar: recíbeme.

Virgen del Carmen, ruega por nosotros.

Amén.