savio3“Dominguito”, como afectuosamente era llamado, fue un muchachito, alumno nada más y nada menos que de San Juan Bosco, a cuyo oratorio se une cuando contaba con 11 años de edad y que se propusiera como meta de su vida, el llegar a ser santo.
Dominguito tenia una gran devoción por la virgen María y en muchas ocasiones se la pasaba rezando por más de 5 horas continuas. Dominguito era muy severo en sus penitencias. Dejaba de lado la mitad de sus raciones alimenticias diarias y en las noches de invierno se cobijaba tan solo con una sábana. Al darse cuenta de sus “excesos”, San Juan Bosco le prohíbe hacer penitencias sin su autorización previa.
Antes de cumplir los 15 años, Dominguito enfermó de los pulmones falleciendo a consecuencia de una severa inflamación de los mismos el 9 de Marzo de 1857.
En su lecho de muerte, el rostro de Dominguito dibujó una enorme sonrisa y los presentes le escucharon murmurar:”Estoy viendo cosas maravillosas!”.

Festividad: 6 de mayo
Nacionalidad: Italiana
Patrono de: Niños, coros infantiles, personas acusadas falsamente, jóvenes delincuentes.

Oración a Santo Domingo Savio

sds22

Oración a Santo Domingo Savio

Amado Santo Domingo, tu entregaste tu corta vida totalmente por el amor a Jesús y su Madre. Ayuda hoy a la juventud para que se de cuenta de la importancia de Dios en su vida. Tu que llegaste a ser santo a través de la participación fervorosa de los sacramentos, ilumina a padres y niños en la importancia de la frecuencia en la confesión y santa comunión. Tu que a una temprana edad meditaste en los sufrimientos de la Pasión de Nuestro Señor, obtén para nosotros la gracia de un ferviente deseo de sufrir por amor a El. Necesitamos desesperadamente tu intercesión para proteger a los niños de hoy de los engaños de este mundo. Vigila sobre ellos y condúceles por el camino estrecho hacia el Cielo. Pide a Dios que nos de la gracia para santificar nuestras obligaciones diarias llevándolas a cabo de manera perfecta por amor a El. Y recuérdanos la necesidad de practicar la virtud sobre todo en los tiempos de prueba y tribulación. Santo Domingo Savio, tu que supiste preservar el corazón en la inocencia bautismal, ruega por nosotros.

Oración a Santo Domingo Savio II

sds22

Oración a Santo Domingo Savio

Santo Domingo Savio, que en la escuela de Don Bosco aprendiste a recorrer los caminos de la santidad juvenil: enséñanos a imitar tu amor a Jesús y a María, y tu ansia de llevar a tus compañeros a ser sus amigos; alcánzanos del Señor que, practicando tu lema “Antes morir que pecar”, podamos conseguir nuestra salvación eterna. Amén.

Novena a Santo Domingo Savio

sds22

Primer Día
Santo Domingo Savio, que con fervor eucarístico extasiabas tu espíritu en la dulzura de la presencia real del Señor, obténnos también a nosotros tu fe y tu amor al Santo Sacramento, para que podamos adorarlo con fervor y recibirlo dignamente en la Santa Comunión.
Gloria.
Segundo Día
Santo Domingo Savio, que, por tu ternísima devoción a la Madre Inmaculada de Dios, le consagraste tu corazón inocente, rindiéndole culto con piedad filial, haz que también nosotros le seamos hijos devotos, para tenerla como Auxiliadora en los peligros de la vida y en la hora de la muerte.
Gloria.
Tercer Día
Santo Domingo Savio, que por tu heroico propósito “Antes morir que pecar” conservaste intacta la pureza angélica, obtennos también a nosotros la gracia de imitarte en la huida de las ocasiones de pecar, para guardar siempre esta hermosa virtud.
Gloria.
Cuarto Día
Santo Domingo Savio, que, para gloria de Dios y salvación de las almas, superando todo respeto humano, te empeñaste en un santo apostolado para combatir la blasfemia y la ofensa a Dios, ayúdanos también a nosotros a vencer el respeto humano.
Gloria.
Quinto Día
Santo Domingo Savio, que, estimando el valor de la mortificación cristiana, supiste formar en el bien tu voluntad, ayúdanos a dominar nuestras pasiones y a soportar las privaciones y dificultades de la vida, por amor de Dios.
Gloria.
Sexto Día
Santo Domingo Savio, tu que alcanzaste la perfección de la educación cristiana mediante una sumisa obediencia a tus padres y educadores, haz que también nosotros correspondamos a la gracia de Dios y seamos siempre fieles al magisterio de la Iglesia Católica.
Gloria.
Séptimo Día
Santo Domingo Savio, apóstol entre tus compañeros, tu que deseaste el retorno a la Iglesia de los herejes y perdidos, obtennos también a nosotros tu espíritu misionero y haznos apóstoles en nuestro ambiente y en el mundo.
Gloria.
Octavo Día
Santo Domingo Savio, que en el heroico cumplimiento de todos tus deberes fuiste modelo de laboriosidad incansable santificada por la oración, concédenos también a nosotros que, en la observancia de nuestros deberes, nos empeñemos en vivir una vida de piedad ejemplar.
Gloria.
Noveno Día
Santo Domingo Savio, que con tu firme propósito “Quiero hacerme santo” en la escuela de Don Bosco conseguiste en la juventud el esplendor de la santidad, obtén también para nosotros la perseverancia en los buenos propósitos para hacer de nuestra alma el templo vivo del Espíritu Santo y merecer un día la eterna bienaventuranza en el cielo.
Gloria.
Oración final para todos los días
Oh Dios, que en Santo Domingo has dado a los adolescentes un modelo admirable de piedad y de pureza, concede propicio que por su intercesión y ejemplo podamos servirte con cuerpo casto y corazón puro. Por Nuestro Señor Jesucristo. Angélico Domingo Savio, que en la escuela de San Juan Bosco comenzaste a recorrer el camino de la santidad juvenil, ayúdanos a imitar tu amor a Jesús, tu devoción a María y tu celo por las almas, y haz que proponiendo también nosotros “antes morir que pecar”, obtengamos la salvación eterna.
Amén.