Luego de haber manifestado que la mayoría de los matrimonios deben ser considerados inválidos, el Papa Francisco se ha retractado por medio del director de la Sala De Prensa de la Santa Sede, el Padre Federico Lombardi. El discurso de Francisco tuvo lugar durante la apertura de un congreso diocesano en Roma.

“Porque la mayoría de las personas de hoy, no entiende que el sacramento del matrimonio realmente es un lazo que los une, el uno al otro de por vida, muchos matrimonios podrían ser considerados inválidos”.

“A un obispo le he oído decir hace unos meses que se presentó un joven que ha terminado los estudios universitarios y que ha dicho ‘yo quiero ser sacerdote, pero solo por diez años’. ¡Es la cultura de lo provisorio! Y esto sucede en todos lados, también en la vida sacerdotal, en la vida religiosa. Lo provisorio”.

“Y por esto una gran mayoría de nuestros matrimonios sacramentales son nulos. Porque ellos (se refiere aquí a los novios) dicen ‘sí, para toda la vida’, pero no saben qué cosa dicen, porque tienen otra cultura”.

 

Posteriormente, a pedido del propio Papa Francisco, el director de la Sala de Prensa de la Santa Sede, P. Federico Lombardi, aclaró las palabras del pronunciadas el día viernes por el Pontífice, en donde claramente había manifestado, que la gran mayoría de los matrimonios eran nulos.

“La respuesta es que, cuando el Papa habla ‘de manera improvisada’, espontáneamente, el texto transcrito es siempre objeto de una revisión por parte de quien es responsable del cuidado de los textos del Papa, para verificar la lengua o eventuales inexactitudes o puntos particulares que sea justo precisar. Cuando se tocan temas de un cierto relieve, el texto revisado es siempre sometido al Papa mismo”.

En ese sentido, “esto es lo que ha sucedido en este caso, por tanto el texto publicado fue aprobado expresamente por el Papa”.