sjdc

San José Cupertino fue un fraile italiano perteneciente a la orden de los Franciscanos cuya vida se caracterizó por -una muy fuera de lo común- actividad mística de orden corporal.
Giuseppe (su nombre de pila era Giuseppe Desa) era conocido por poseer el don de la levitación y aunque han habido otros santos “levitadores” (Fray Martín de Porres por ejemplo), San José de Cupertino ostenta el primer lugar entre todos los Santos con más de 70 manifestaciones. Estas eran tan comunes, que sus superiores tuvieron que excluirle del cargo de hebdomadario en el coro, pues en contra de su voluntad, interrumpía las ceremonias de la comunidad con sus vuelos cuando se encontraba en estado de éxtasis.
Cuenta la historia que un buen día, llegó el embajador de España con su esposa y a fin de hacer una consulta de índole espiritual, mandaron llamar al Santo. Este llegó corriendo. Pero cuando ya iba a empezar a hablar con ellos, vio un cuadro de la Virgen que estaba en lo más alto del edificio, y dando su típico pequeño grito se fue elevando por el aire hasta quedar frente al rostro de la sagrada imagen.
Esta es la razón por la que la gran mayoria de las veces, se le representa “volando”. No en vano, San José de Cupertino es conocido como «el santo volador».

Festividad: 18 de septiembre.
Nacionalidad: italiana.
Patrono de: Los examinados, pilotos, viajeros de avión, estudiantes.

Oración a San José de Cupertino

sjdc
Oración a San José de Cupertino
Querido Santo, purifica mi corazón, transfórmalo y hazlo semejante al tuyo, infunde en mí tu fervor, tu sabiduría y tu fé. Muestra tu bondad ayudándome y yo me esforzaré en imitar tus virtudes. Gloria… Amable protector mío, el estudio frecuentemente me resulta difícil, duro y aburrido. Tú puedes hacérmelo fácil y agradable. Esperas solamente mi llamada. Yo te prometo un mayor esfuerzo en mis estudios y una vida más digna de tu santidad. Gloria… Oh Dios, que dispusiste atraerlo todo a tu unigénito Hijo, elevado sobre la tierra en la Cruz, concédenos qué, por los méritos y ejemplos de tu Seráfico Confesor Jose, sobreponiéndonos a todas las terrenas concupiscencias, merezcamos llegar a El, que contigo vive y reina por los siglos de los siglos.
Amén.

Novena a San José de Cupertino

sjdc
Novena a San José de Cupertino

Acto de contrición

Señor mío Jesucristo, Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío; por ser vos quien sois, bondad infinita, y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberos ofendido; también me pesa porque podéis castigarme con las penas del infierno. Ayudado de vuestra divina gracia, propongo firmemente nunca más pecar, confesarme y cumplir la penitencia que me fuere impuesta. Amén.

Oración

Gloriosísimo San José de Cupertino, protector de los examinandos, no desdeñéis las súplicas que os dirijo implorando vuestro auxilio en los exámenes de mis estudios.

Alcanzadme del Señor que, como verdadera fuente de luz y sabiduría, disipe las dos clases de tinieblas de mi entendimiento, el pecado y la ignorancia, instruyendo mi lengua y difundiendo en mis labios la gracia de su bendición.

Dadme agudeza para entender, capacidad para retener, método y facultad para aprender, sutileza para interpretar, y en el momento del examen, gracia y abundancia para hablar, acierto al empezar, dirección al progresar y perfección al acabar, si así conviene a la mayor gloria de Dios y provecho de mi alma. Amén.

Oraciones para cada día

Día Primero


Máxima: “El que tiene fe es señor del mundo.”
Jaculatoria: San José de Cupertino, espejo de fe, ruega por mí.

Día Segundo


Máxima: “Quien tiene esperanza en todo lugar, no hace poco.”
Jaculatoria: San José de Cupertino, espejo de esperanza, ruega por mí.

Día Tercero


Máxima: “Todo se debe hacer para volver propicia la misericordia divina hacia el prójimo.”
Jaculatoria: San José de Cupertino, fuente do caridad, ruega por mí.

Día Cuarto


Máxima: “En cualquier tentación, no confiéis nunca en vosotros mismos; mas levantando la mirada al Crucifijo, apoyaos enteramente en el Salvador, y luego nada, temáis, que Dios no dejaré de seros fiel si vosotros permanecéis con El.”
Jaculatoria: San José de Cupertino, modelo de humildad, ruega por mi.

Día Quinto


Máxima: “La obediencia es el más eficaz exorcismo contra el demonio.”
Jaculatoria: San José de Cupertino, modelo de prudencia, ruega por mí.

Día Sexto


Máxima: “Quien tiene paciencia en todo lugar, no hace poco.”
Jaculatoria: San José de Cupertino, modelo de paciencia, ruega por mí.

Día Séptimo


Máxima: “Los santos no se hacen en el Paraíso, sino en la tierra, por donde es necesario padecer en este mundo para poder gozar del Paraíso.”
Jaculatoria: San José de Cupertino, ejemplo de penitencia, ruega por mí.

Día Octavo


Máxima: “Refugio de pecadores, Madre de Dios, acuérdate de mi.”
Jaculatoria: San José de Cupertino, tesoro de gracia, ruega por mí.

Día Noveno


Máxima: “Siendo tú creado para amar y servir a Dios, te será pedida cuenta de si has amado a tu Creador.”
Jaculatoria: San José de Cupertino, hoguera de amor de Dios, ruega por mí.