ss2Dios hace al padre más respetable que a los hijos y afirma la autoridad de la madre sobre su prole.
El que honra a su padre expía sus pecados, el que respeta a su madre acumula tesoros;
el que honra a su padre se alegrará de sus hijos y, cuando rece, será escuchado;
el que respeta a su padre tendrá larga vida, al que honra a su madre el Señor lo escucha.
Hijo mío, sé constante en honrar a tu padre, no lo abandones mientras vivas;
aunque chochee, ten indulgencia, no lo abochornes mientras vivas.
La limosna del padre no se olvidará, será tenida en cuenta para pagar tus pecados.

Eclesiástico 3,2-6.12-14.

Consagración a la Sagrada Familia

ss3
Sagrada Familia de Nazaret: enséñanos el recogimiento, la interioridad; danos la disposición de escuchar las buenas inspiraciones y las palabras de los verdaderos maestros. Enséñanos la necesidad del trabajo de reparación, del estudio, de la vida interior personal, de la oración, que sólo Dios ve en lo secreto;enséñanos lo que es la familia, su comunión de amor, su belleza simple y austera, su carácter sagrado e inviolable.
Amén.

Letanías a la Sagrada Familia

ss3
Responder: Tened piedad de nosotros.
-Jesús, Salvador del mundo,
-Jesús, Hijo de María y hermano nuestro,
-Jesús, tesoro y delicia de la Sagrada Familia,

Responder: Ruega por nosotros.
-Santa María,
-Reina de los cielos,
-Santa María,
-Madre de Jesús y nuestra dulce Madre,
-Santa María,
-ornamento y gozo de la Sagrada Familia,
-San José, Padre legal de Jesús,
-San José, Casto esposo de María,
-San José, guía y amparo le la Sagrada Familia

Responder: Está siempre con nosotros.
-Sagrada Familia,
-Bajo cuya protección nos hemos consagrado a Dios,
-Sagrada Familia, que hemos tomado por modelo,
-Sagrada Familia, predilecta del Padre celestial,
-Sagrada Familia, conducida por el Espíritu Santo,
-Sagrada Familia, santificada por la presencia del Hijo de Dios,
-Sagrada Familia, terror del infierno,
-Sagrada Familia, asilo de todas las virtudes,
-Sagrada Familia, Santuario de la Divina Trinidad,
-Sagrada Familia, precioso Tabernáculo de Dios vivo,
-Sagrada Familia, oscura e ignorada sobre la tierra,
-Sagrada Familia, pobre y laboriosa,
-Sagrada Familia, modelo de paciencia y resignación,
-Sagrada Familia, gozosa en las tribulaciones,
-Sagrada Familia, venerada de los pastores,
-Sagrada Familia, honrada por los Magos,
-Sagrada Familia, por Herodes perseguida,
-Sagrada Familia, de los judíos despreciada,
-Sagrada Familia, deseada de los Patriarcas,
-Sagrada Familia, de los Angeles respetada,
-Sagrada Familia, modelo de todos los Santos,
-Sagrada Familia, ornamento de la celestial Jerusalén,

Responder: Os lo rogamos, oidnos.
-Sednos propicia,
-Socorrednos en todos los peligros de alma y cuerpo,
-Sed nuestro refugio contra los males que nos aquejan,
-Sed nuestra fuerza en los combates y pruebas,
-Sednos fuerte muro contra los ataques del enemigo de nuestra salud,
-Sed nuestra esperanza en esta vida y nuestro consuelo en la hora de la muerte,
-Sed eficaz protectora de aquellos que os invocan con verdadera confianza,
-Sed medianera de los que mueren en el Señor y Abogada de los pecadores cerca del Soberano Jesús,
-Sed liberadora de las almas detenidas en el purgatorio y salud de los que esperan en Vos,
-Sed siempre sostén de los débiles y ayuda de los imperfectos,
-Sed siempre protectora de nuestra familia y de toda la sociedad,
-Sed siempre espejo de los cristianos, imán de los justos,
-Sed siempre consoladora de los afligidos y refugio de vuestros devotos,
-Sed siempre apoyo y defensa de los que se han consagrado a vuestro servicio,Sagrada Familia, sed glorificada en todos los siglos. Reinad para siempre en todos los corazones.

Novena a la Sagrada Familia

ss3

Oración preparatoria

(Rezar todos los días de la Novena)

 

Señor, haz de nuestro hogar un sitio de tu amor. Que no haya injuria, porque tu nos das comprensión, que no haya amargura, porque tu nos alientas. Que no haya rencor porque tu nos das perdón. Que no haya abandono, porque tu estás con nosotros. Que sepamos marchar hacia ti, en nuestro diario vivir. Que cada mañana amanezca un día mas de entrega y sacrificio. Que cada noche nos encuentre con mas amor de esposos y de padres. Haz de nuestros hijos lo que tu anheles, ayúdanos a educarlos. Haz que nos esforcemos en el consuelo mutuo, y que hagamos del amor un motivo mas para amarte. Amén.

Día primero

Jesús, maría y José, hoy queremos ser reflejos de vuestra unión, de vuestra perseverancia, de vuestro amor filial, intercedan para que nuestras familias sean fiel reflejo de las de ustedes, que reine la comprensión y el entendimiento.

Día Segundo

Jesús, ayúdanos a educar a nuestros hijos, que aprendamos de tu amor de hijo, que podamos transmitirles tu carisma, que aprendan de ti, la obediencia, que amen el estudio y el trabajo.

Día Tercero

María, que cada mujer de nuestras familias, aprendan de ti, la humildad, la paciencia, el espíritu de servicio, la entrega, el amor. Te lo pedimos por Jesucristo nuestro señor.

Día Cuarto

San José, que los hombres aprendan a amar sus familias, con fidelidad y rectitud. Querido san José, ayúdanos a ser persistentes en la oración.

Día Quinto

Jesús, María y José, junto a ustedes no tiene lugar la tempestad, ustedes son nuestro refugio. Auméntanos sagrada familia, nuestra fe, para sabernos aunados con ustedes.

Día Sexto

María, como madre y protectora de tu hogar, cobija a nuestras mujeres y a nuestras madres para que ellas también sean como tu medianeras en las dificultades que se nos presentan. Por jesucristo nuestro señor.

Día Séptimo

Amado san José, que en los momentos de crisis dentro de nuestras familias, que los hombres imitemos tu temple, tu cordura, tu fidelidad, tu amor incondicional y tu perseverancia en la fe. Te lo pedimos por Jesucristo nuestro señor.

Día Octavo

Señor, como tu queremos imitarte como hijos obedientes, respetuosos de nuestros mayores, que sepamos callar cuando algo no nos agrada, que sepamos hablar cuando nuestra familia necesita nuestra palabra y nuestra opinión.

Día Noveno

Sagrada familia de Jesús, María y José, que sepamos siempre dar todo lo mejor de nosotros, que sepamos ceder en nuestra convivencia diaria. Que cambie yo mi postura, y complacer a mi prójimo. Que entendamos en la felicidad de nuestra familia, estará también nuestra propia felicidad. Que entendamos que dando se recibe.

 

Oración Final

(Rezar al final de cada día de la Novena)

Señor nuestro Jesucristo, que junto con María y José consagraste con inefables virtudes la vida doméstica, haz que por intercesión de ambos sepamos instruirnos con el ejemplo de tu sagrada familia. Elevemos nuestras oraciones a ti señor, para poner nuestra familia bajo tu mirada, te pedimos la acompañes, la asistas en sus necesidades, la mantengas en amorosa unión y guíes sus pasos hasta conseguir tu eterna compañía en el cielo. Que en ella cada hijo aprenda de Jesús, la obediencia, el estudio y el trabajo. Que cada mujer aprenda de María, la humildad y el espíritu de sacrificio. Que cada hombre aprenda de José a amar a Jesús y a su familia con fidelidad y rectitud.

Amén.

Oración de los hijos a la Sagrada Familia

ss3

Jesús, María, y José,
hoy quiero orar muy especialmente,
por mi familia y por todas las familias del mundo,
y quiero pedirles a ustedes
que formaron una familia ejemplar, modelo de vida cristiana
que nos ayuden a todos,
para que sepamos ser lo que tenemos que ser.
A ti, María, te pido por todas las mamás,
para que sepan darles a sus hijos
todo el amor de su corazón,
y las mejores enseñanzas para la vida.
A ti, José, te ruego por todos los papás,
para que sean responsables en el hogar,
cumplan todas sus obligaciones con sus hijos,
los amen mucho y les den buen ejemplo.
A los dos, María y José,
les ruego para que ambos: papá y mamá,
se amen y se respeten,
y sepan mantener unida la familia,
aunque haya dificultades y problemas.
Y a ti, Jesús, te pido con todo el amor de mi corazón,
para que nos enseñes a todos los hijos
a ser obedientes, respetuosos, colaboradores,
y sobre todo, muy amorosos con nuestro papá y nuestra mamá,
como tú mismo fuiste con María y José.
Que nuestros papás se sientan felices de serlo,
y lo mismo nuestros hermanos y hermanas.
Y que todos juntos, unidos en la fe y en el amor,
amemos mucho a Dios, a los pobres y a los débiles,
y a todas las personas que viven cerca de nosotros.
Amén.

Oración por la Familia

ss3

Señor Jesús:
Que viviste en familia con María y José.
Hoy quiero pedirte por mi familia,
para que te hagas presente en ella
y seas su Señor y Salvador.
Bendice a mis seres queridos con tu poder infinito.
Protégelos de todo mal y de todo peligro.
No permitas que nada ni nadie les haga daño
y dales salud en el cuerpo y en el alma.
(se pide la gracia que se desea alcanzar para la propia familia)
Te necesitamos, Jesús, entre nosotros.
Llena nuestro hogar de tu paz, de tu alegría, de tu cariño.
Derrama tu amor para que sepamos dialogar,
entendernos, ayudarnos,
para que aprendamos a acompañarnos y a sostenernos
en el duro camino de la vida.
Danos pan y trabajo. Enséñanos a cuidar lo que tenemos
y a compartirlo con los demás.
Tómame a mí como instrumento, Jesús,
para que llegue a los míos tu luz y tu poder,
para que te conozcan y te amen cada día más.
Dame la palabra justa en el momento oportuno,
y enséñame lo que tengo que hacer
por ellos en cada momento.
También quiero darte gracias, Jesús, por mis seres queridos,
por los momentos lindos que pasamos,
y por las cosas buenas que tenemos.
María, madre buena,
tu presencia también nos hace falta.
No nos dejes faltar tu ternura y tu protección.
Jesús, José y María,
preciosa comunidad de Nazaret,
ayúdennos a vivir en familia.
Amén.

Oración por la Familia II

ss3
Sagrada Familia de Nazaret, comunión de amor de Jesús, María y José, modelo e ideal de toda familia cristiana, a ti confiamos nuestras familias.
Haz de cada familia un santuario en el que se acoja y se respete la vida: una comunidad de amor abierta a la fe y a la esperanza, un hogar en el que reinen la comprensión, la solidaridad; y en el que se viva la alegría de la reconciliación y de la paz.

Concédenos que todas nuestras familias tengan una vivienda digna en la que nunca falten el pan suficiente y lo necesario para una vida verdaderamente humana.

Abre el corazón de nuestros hogares a la oración, a la acogida de la Palabra de Dios y al testimonio cristiano; que cada una de nuestras familias sea una auténtica Iglesia doméstica en la que se viva y se anuncie el Evangelio de Jesucristo.
Amén.


anagrama