Un sacerdote italiano ha sido tildado de “ignorante” por el sub-secretario de educación Davide Faraone por negarse a dar la Sagrada Comunión a un menor de diez años de edad por que este era autista.

A Young Rometta se le prohibió ser parte de la ceremonia en la iglesia local de la ciudad de Mesina, en la isla de Sicilia por sufrir autismo severo.

EL padre Nino Knowles dijo a los padres de la niña que su hija “no era capaz de entender” la importancia del sacramento y que debería “esperar hasta que la niña pudiese entender más”.

“Mi hijo no será capaz de mejoras” dijo la madre, María Rose. “Solamente un milagro puede hacerla como los demás niños”. Aún cuando los padres de la menor intentaron una celebración privada para evitar así cualquier “desorden”, el sacerdote insistió en su negativa.

Faraone empleó la red social Facebook para describir la decisión del sacerdote como un ejemplo de “ignorancia” y “discriminación” por parte de la Iglesia Católica.
Faraone, quien también es padre de un menor con autismo, dejó saber que tristemente, situaciones como esta, son ocurrencia común dentro de la iglesia:

Si buscas ‘sacerdote niega comunión a niño autista’ en Google, encontrarás páginas de páginas con resultados de toda Italia”

Por su parte, el sacerdote ha negado tales comentarios y sostiene que no existen “tales problemas” con niños recibiendo la Santa Comunión.

El padre Knowles ha sido criticado anteriormente por colocar en la iglesia, una fotografía del ex-presidente de Sicilia “Totò” Cuffaro, a sabiendas de que había sido encarcelado por ayudar a la Mafia, según reportaron los medios locales.

Artículo Original – Traducción: Proyecto Emaús