vdg

Por favor, le rogamos encarecidamente, incluya en sus oraciones las intenciones de todos nuestros visitantes, muy especialmente, las de aquellos que nos hacen llegar sus peticiones todos los días. Puede verlas o dejar las suyas haciendo clic en este enlace (abrirá una ventana nueva, no cerrará esta ventana).

Que la Santísima Virgen siempre le acompañe.


Haga clic o tap en la vela para encenderla. La vela quedará encendida acompañándole en el rezo del Santo Rosario


Oraciones Preparatorias

Señal de la Cruz:
El Credo:
Padre Nuestro:
Avemarías:
Gloria:

rosaSeñora gracias por que nos amas a pesar de nuestra pequeñez, gracias. Por que nos amas, precisamente me atrevo a decirlo, por nuestra pequeñez y miseria.
Si nos convirtiéramos en un volcán de amor no agradeceríamos debidamente tu ternura.
Sigue amándonos para que nuestra patria tenga no la gloria efímera y superficial de la tierra, sino la gloria que consiste en ser amado por Ti, en vivir dulcemente en tu regazo hasta que llegue el día en que vivamos no solo allí, sino en el seno amoroso e inmenso de Dios.

11

Primera Aparición: Sábado 9 de Diciembre

rosaEn la Mañana del Sábado 9 de Diciembre de 1531, una mujer vestida del sol, con la luna bajo sus pies y con su manto tachonado de estrellas, se le apareció a un indígena Mexicano y le dijo:

Juan Dieguito, ¿A donde vas?
Señora y Niña mía, voy a las cosas divinas que nos dan y enseñan nuestros sacerdotes, los delegados de Nuestro Señor.
-Yo soy la siempre Virgen María, Madre del verdadero Dios por quien se vive, Señor del cielo y de la tierra. Deseo que se me erija aquí un templo, donde mostraré mi amor a los moradores de estas tierras y a los demás que me invoquen, pues yo soy vuestra Piadosa Madre.
Ve a decir al señor obispo de México que yo te envío a manifestarle mi deseo.
Voy Señora Mía a cumplir tu mandato, por ahora me despido de Ti, yo tu humilde siervo.

Padre Nuestro:
Avemarías:
Gloria:

Mi corazón en amarte enteramente se ocupe y mi lengua en alabarte Madre Mía de Guadalupe.

Santa María de Guadalupe Reina de (mencione su país), salva nuestra patria, salva nuestros hogares, conserva y aumenta nuestra fe.

22

Segunda Aparición: Sábado 9 de Diciembre

rosaEse mismo día (9 de Diciembre) por la tarde, el desconsolado Juan Diego, regresa a aquel mismo lugar en donde se había encontrado con la Santísima Virgen María algunas horas antes para comunicarle el resultado de su entrevista con el Obispo.
Al llegar al lugar, la Madre de Dios se aparece nuevamente ante Juan Diego, quien arrodillado inicia la conversación:

Señora y Niña Mía. El prelado me recibió benignamente y me escuchó, pero comprendo que cree que cuanto le he dicho es invención mía, que Tu quieres que te hagan un templo. Te ruego que le encargues tu mensaje a uno de los principales, conocido y estimado, para que así le crean. Yo, soy un hombrecillo insignificante, soy cordel, soy hoja seca…
Oye hijo mio, ten por cierto que son muchos los mensajeros a quienes puedo encargar mi mensaje, pero es de todo punto preciso, que seas tu mismo quien lo entregue y que por tu mediación se cumpla mi voluntad. Te ruego que otra vez vayas a ver al obispo y le digas que Yo en persona, la siempre Virgen María, Madre de Dios te envía. Que haga el templo que le pido
Señora y Niña mía, iré a hacer tu voluntad, pero seguro no me creerá. Mañana vendré a decirte lo que me respondió el prelado.

Padre Nuestro:
Avemarías:
Gloria:

Mi corazón en amarte enteramente se ocupe y mi lengua en alabarte Madre Mía de Guadalupe.

Santa María de Guadalupe Reina de (mencione su país), salva nuestra patria, salva nuestros hogares, conserva y aumenta nuestra fe.

32

Tercera Aparición: Domingo 10 de Diciembre

rosaAl Día siguiente, muy temprano de madrugada, salió Juan Diego con rumbo a Tatlelolco a instruirse en las cosas divinas. Después de asistir a la Santa Misa, fue a ver al señor Obispo, se arrodilló ante él y llorando, le expuso el mandato de la Señora del Cielo. El obispo le hizo muchas preguntas relacionadas a las apariciones y le dijo, que era necesaria alguna señal para que se le pudiera creer. Entonces Juan Diego le contestó:

Dime cual ha se ser la señal que quieres y luego iré a pedírsela a la Señora del Cielo.

Viendo el señor obispo que Juan Diego, sin contradecirse todo lo ratificaba, lo despidió.
Llegó pues Juan Diego a donde lo estaba esperando la Virgen. Allí le dio la respuesta del señor obispo. Nuestra Señora respondió:

Bien. Hijito mio, tienes que volver aquí mañana para que lleves al obispo la señal que te ha pedido. Con esto te creerá y ya no dudará. Y sábete hijito mio que yo te pagaré, el cuidado, el trabajo y el cansancio que por mi haz hecho.

Padre Nuestro:
Avemarías:
Gloria:

Mi corazón en amarte enteramente se ocupe y mi lengua en alabarte Madre Mía de Guadalupe.

Santa María de Guadalupe Reina de (mencione su país), salva nuestra patria, salva nuestros hogares, conserva y aumenta nuestra fe.

42

Cuarta Aparición: Martes 12 de Diciembre

rosaAl llegar a su casa, Juan Diego encuentra gravemente enfermo a su tío Juan Bernardino, por esta razón, pasó todo el día 11 buscando médicos y medicinas sin lograr conseguir la mejoría de su tío. Debido a esto, resolvió que al día siguiente (Martes 12 de Diciembre) iría temprano a traerle un sacerdote para que le diera los últimos auxilios. Para evitar encontrarse con la Virgen, Juan Diego tomó está vez un camino diferente, pero la Señora del Cielo le salió al encuentro y le dijo:

Hijito mio, a donde vas?

Al verse descubierto, Juan Diego con gran pena y vergüenza le respondió:

Señora y Niña mía, esta para morir un siervo tuyo que es mi tío, voy a llamar a uno de los sacerdotes amados de Nuestro Señor para que vaya a confesarlo y disponerlo. Volveré luego para llevar tu mensaje.
Oye hijito mio, no se turbe tu corazón. No estoy acaso yo aquí que soy tu Madre?, no soy Yo vida y salud?, no estás en mi regazo y corres por mi cuenta? No te aflija la enfermedad de tu tío, que no morirá ahora de ella, ten por seguro que ya sanó…

Según después se supo, Juan Bernardino sanó en ese mismo momento. Estas palabras de Nuestra Señora, la Santísima Virgen María lo consolaron mucho y rogó a la Virgen que lo mandara a enviar la señal al señor obispo.

Sube hijito mio a la cumbre del cerrillo. Corta las rosas que allí hallarás y tráelas a Mi presencia.

Obedeció Juan Diego. Subió al cerrillo y encontró una gran variedad de coloridas y fragantes rosas de Castilla, las que cortó y llevo a la Virgen. Ella las tomó en sus manos y con gran delicadeza, las puso en la tilma de Juan Diego diciéndole:

Hijito, estas rosas son la señal que llevarás al obispo. Le dirás que vea en ellas mi voluntad.

Padre Nuestro:
Avemarías:
Gloria:

Mi corazón en amarte enteramente se ocupe y mi lengua en alabarte Madre Mía de Guadalupe.

Santa María de Guadalupe Reina de (mencione su país), salva nuestra patria, salva nuestros hogares, conserva y aumenta nuestra fe.

51

Quinta Aparición: Martes 12 de Diciembre

rosaJuan Diego, contento y seguro de salir bien de la encomienda, se fue a ver al señor obispo, desplegó ante él su manta, se esparcieron las flores y apareció la hermosa imagen de la Virgen Santa María de Guadalupe, Madre de Dios. Al verla, el señor obispo y todos los que con él estaban, cayeron de rodillas y mucho la admiraron. Pidió perdón a Dios y a su humilde siervo, por no haber creído en el mensaje de Nuestra Señora. Muy emocionado, desató la tilma del cuello de Juan Diego y la llevó a su oratorio.
Ese mismo día Martes 12 de Diciembre, se apareció la Santísima Virgen a Juan Bernaridno; tío de Juan Diego, en su casita de Tulpetlac.
Cuando volvió Juan Diego a su casa, encontró sano y repuesto a su tío. Lo llevaron a la presencia del señor obispo, ante quien ratificó que se le había aparecido la Santísima Virgen María, devolviéndole la salud e indicándole el nombre con el que quería ser llamada: Santa María de Guadalupe.


Padre Nuestro:
Avemarías:
Gloria:
Salve Regina:


Mi corazón en amarte enteramente se ocupe y mi lengua en alabarte Madre Mía de Guadalupe.

Santa María de Guadalupe Reina de (mencione su país), salva nuestra patria, salva nuestros hogares, conserva y aumenta nuestra fe.

Señor ten piedad de nosotros.
Señor ten piedad de nosotros.Cristo ten piedad de nosotros.
Cristo ten piedad de nosotros.Señor ten piedad de nosotros.
Señor ten piedad de nosotros.Cristo óyenos.
Cristo óyenos.Cristo escúchanos.
Cristo escúchanos.

Dios Padre Celestial,
Ten piedad de nosotros.

Dios hijo redentor del mundo,
Ten piedad de nosotros.

Espíritu Santo que eres Dios,
Ten piedad de nosotros.

Santísima Trinidad que eres un sólo Dios,
Ten piedad de nosotros.

Santa María de Guadalupe,
Ruega por nosotros (emplear esta respuesta de ahora en adelante).

-Santa Virgen de las Vírgenes,
-Hija del Padre Creador del cielo y de la tierra,
-Madre del hijo que vino a traernos la vida en abundancia,
-Esposa del Espíritu Santo de quien concebiste al redentor,
-Madre Virgen,
-Madre de todos los hombres,
-Madre de la Iglesia,
-Madre de tus servidores a quienes prefieres humildes y sencillos,
-Madre que agradeces y pagas lo poco que hacemos para servirte,
-Madre que nos das tu amor, tu compasión y tu auxilio,
-Madre que remedias nuestras miserias, penas y dolores,
-Madre que nos llevas en tu regazo y nos haces correr en todo por tu cuenta,
-Madre que sales al encuentro de tus hijos desviados,
-Madre que te complaces en quienes buscan las cosas de Dios como Juan Diego,
-Madre Admirable que tomas en cuenta a los obispos, sacerdotes y fieles,
-Virgen Fiel,
-Virgen que nos pediste un templo en el Tepeyac,
-Virgen que hiciste brotar rosas fragantes en tierra infecunda,
-Virgen que dibujaste tu celestial imagen en la tilma de Juan Diego,
-Virgen que quisiste ser llamada Santa María de Guadalupe,
-Estrella de la evangelización,
-Rosa Mística del Tepeyac,
-Gloria y alegría de nuestros pueblos,
-Salud de los enfermos,
-Consoladora de los afligidos,
-Auxilio de los Cristianos,
-Reina de los ángeles,
-Reina de las vírgenes,
-Reina de todos los Santos,
-Reina de México (puede mencionar su país),
-Emperatriz de las américas,
-Reina de la paz,

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,
Perdónanos, Señor.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,
Escúchanos, Señor.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,
Ten misericordia de nosotros.

Oración

Señor Jesucristo que desde la cruz en la persona de Juan evangelista nos regalaste a María como Madre, y en el Tepeyac, ella misma declara a Juan Diego que es piadosa Madre Nuestra, concede benignamente que todos los que te buscan, se alegren de haberte encontrado por la mediación de Santa María de Guadalupe, Nuestra Dulce y Santa Madre.
TU que con el Espíritu Santo vives y reinas por los siglos de los siglos.
Amén.

Bajo tu amparo nos acogemos,
Santa Madre de Dios;
no deseches las súplicas
que te dirigimos
en nuestras necesidades,
antes bien,
líbranos de todo peligro,
¡oh siempre Virgen,
gloriosa y bendita!
Amén.

 

anagrama