El transgenderismo está todos los días en las noticias. Recientemente la administración de Obama en los Estados Unidos emitió una orden diciendo que todas las escuelas que reciban fondos federales, deben tratar a sus estudiantes de acuerdo a su “identidad de género” en lugar de la de su sexo biológico. Esta aguda distinción entre uno y otro, es usualmente referida como “teoría de género”. Mientras que la ideología ha estado en las sombras por décadas, es recientemente que ha comenzado a acaparar los titulares. Para muchos liberales, aquellos que la rechacen, han de ser considerados como fanáticos e intolerantes.

Es necesario enfatizar que el sexo biológico y el rol socio cultural del sexo (género) pueden ser distinguidos pero no separados. Por otro lado, la revolución tecnológica en el campo de la procreación humana ha introducido la habilidad de manipular el acto reproductivo, haciéndolo independiente de la relaciones sexuales entre hombre y mujer. De esta manera, la vida humana y la paternidad han venido a ser realidades modulares y separables, sujetas a los deseos de los individuos o de las parejas.

El papa Francisco tiene una reputación entre los liberales de ser un papa “progresivo”, que tiene poco interés en el dogma conservativo y que es mucho más abierto a ideas liberales. Pero, que piensa Francisco sobre la ideología de género?

Pues bien, Francisco la rechaza por completo y ha enseñado en contra de ella durante su papado. Cosa que realmente no debería de sorprendernos.

La confusión de la Teoría de Género

Si pensamos por un momento, la Teoría de Género NO reconoce o acepta el orden de la creación. Son modernos “Herodes” aquellos quienes desfiguran el rostro de un hombre o de una mujer, destruyen la creación. Con esta actitud, más bien, el hombre comete un pecado “nuevo” en contra de Dios, su creador “el diseño del creador esta escrito en la naturaleza”.

Durante la audiencia general de Abril  15 del 2015, el Papa tocó el tema de manera directa:

“Por ejemplo, yo me pregunto si la así llamada teoría del género no es también expresión de una frustración y de una resignación que apunta a cancelar la diferencia sexual porque no sabe más confrontarse con ella. Nos arriesgamos a dar un paso atrás.La remoción de la diferencia, en efecto, es el problema no la solución”.

Posteriormente en una reunión con jóvenes, Francisco tildó a la Teoría de Género como “el error de la mente humana, creadora de mayor confusión”, agregó además, que era una de las razones por las que la familia está bajo ataque.

No caigamos en una nueva forma de pecado jugando al “Creador” e intentado reemplazarlo. Nosotros somos criaturas y no somos omnipotentes. La creación la hemos recibido como un regalo. Al mismo tiempo, somos llamados a proteger nuestra humanidad, lo que quiere decir, aceptándola y respetándola de la manera en que fue creada.