El jueves pasado en la capital chilena, una marcha estudiantil que decidió modificar su ruta original debido a la congestión vehicular, llegó hasta los alrededores de la Iglesia de la Gratitud Nacional. Allí un grupo de encapuchados rompió una de las puertas laterales e irrumpió de manera violenta en el interior de la misma, procediendo primero al saqueo del velatorio y luego, a la extracción de una imagen de tamaño real de Cristo Crucificado, la que llevaron a la calle en medio de un tumulto y que posteriormente rompieron en pedazos.
El video muestra los momentos previos al ensañamiento con la imagen.