El presidente Mauricio Macri pronunció hoy una oración de consagración, al cierre de la misa de clausura del Congreso Eucarístico Nacional que se desarrolló en Tucumán, en la que se refirió a la necesidad de “vencer las distintas formas de pobreza, erradicar la corrupción en todas sus manifestaciones y proteger la vida desde la concepción hasta la muerte”.

«Jesucristo, Señor de la historia, te necesitamos, para ser una patria fraterna y solidaria, para superar los desencuentros y unirnos caminando juntos, para construir entre todos el futuro con esperanza y trabajo, para actuar siempre en la verdad y la justicia la incluir a todos y vencer las distintas formas de pobreza, para erradicar la corrupción en todas sus manifestaciones».

«Jesucristo te necesitamos para promover la fe respetando las distintas expresiones, para defender la vida desde la concepción hasta la muerte; para cuidar la naturaleza, nuestra casa común; para convivir en paz con todos los pueblos de la tierra».

«Todo lo pedimos confiando en la intercesión de la Virgen tan amada por nuestro pueblo y que nos acompaña desde siempre en Tucumán.

«Al concluir el congreso eucarístico nacional el 19 de julio de 2016, en el año del Bicentenario de la independencia y quiere aprovechar para agradecerle al querido pueblo tucumano por la hospitalidad.

«Viva la patria, viva el amor».