IRVINE (ChurchMilitant.com) – En su vídeo más reciente, parte de una serie que documenta como la corporación transnacional abortista Parent Parenthood altera el proceso de aborto con el propósito de obtener cuerpos intactos, el Center for Medical Progress expone la práctica de nacimientos parciales – mismas que están prohibidas por la ley federal en los E.E.U.U. Esto quiere decir, que los bebés nacen con vida y son muertos después del parto.

En un vídeo hecho público por el Center for Medical Progress, Jennefer Russo, directora de Parent Parenthood para los condados de Orange y San Bernardino en California, admite que su afiliada trabajo con Da Vinci Biosciences, una compañía de biotecnología que les ha estado suministrando partes de bebé desde el año 2008.

“Ellos [Da Vinci] toman el espécimen completo”, dice Russo. Luego, pregunta al actor (quien pretende ser un comprador de tejido fetal) “¿Estas buscando especímenes intactos?”.

Russo admitió que su clínica de abortos suele emplear ultrasonido para que por medio de imágenes, se les facilite el proceso de voltear a los bebés dentro del vientre de sus madre, de una posición “cabeza hacia abajo” a la más conveniente “los pies por delante” a fin de facilitar la obtención de especímenes intactos. Este procedimiento es descrito como parte del método de “nacimientos parciales” prohibidos por la ley federal.

Los abortos de “nacimiento-parcial” involucran el nacimiento con vida del bebé, cuyos cuerpos son extraídos con los pies por delante pero solo hasta el cuello. Con sus cuellos aún dentro del canal vaginal, el abortista hace uso de tijeras para perforar el área posterior del cráneo del pequeño. Por ese mismo orificio, el cerebro será removido por medio de succión.

El hecho de que Russo admita que su clínica abortista no usa digoxin (una toxina empleada para matar al bebé dentro del vientre de su madre) es otro fuerte indicador que acusa la práctica del método de nacimiento-parcial.

El uso de digoxin fue implementado por el abortista George Tiller, quien lo introdujera luego de que la Corte Suprema de los Estados Unidos, prohibiese el método de nacimiento-parcial el año 2007.

Al ser preguntada sobre la posibilidad de obtener especímenes intactos en el segundo trimestre de gestación, Russo contesta, “Sucede de cuando en cuando, pero es bastante raro.”. Sonriente agrega: “Pero intentamos”.

De acuerdo con recibos de pago obtenidos por el Center for Medical Progress, Da Vinci cobra $350 por un hígado, $500 por un timo y $750 por un cerebro. La ley deferal prohíbe la compra/Venta de tejido fetal, y lo sanciona con una pena de hasta 10 años en prisión o multas de hasta $500.000.

David Daleiden, cabeza del Center for Medical Progress comentó:”La actividad criminal interestatal de Planned Parenthood sigue con su sistema de recolectar y vender partes de bebé sin la menor transparencia o responsabilidad. Sus acciones envían un mensaje urgente sobre la necesidad crítica para algunos estados de implementar un fuerte autoridad reguladora sobre la industria del aborto”