Pio XII nos ayuda a discernir la veracidad del tercer secreto publicado el 2000

Estoy preocupado por los mensajes de la Virgen a Lucia de Fátima. Esta persistencia de María sobre los peligros que amenazan a la iglesia, es una advertencia divina contra el suicidio de alterar la fe, en su liturgia, teología y alma…
Oigo a mi alrededor innovadores que quieren desmantelar la Capilla Sagrada, destruir la llama universal de la Iglesia. rechazar sus ornamentos y hacerla sentir remordimiento por su pasado histórico.
Llegará el día en que el mundo civilizado negará a su Dios, cuando la Iglesia dudara como Pedro dudaba. Ella tendrá la tentación de creer que el hombre se ha convertido en Dios.
En nuestras Iglesias, los cristianos buscaran en vano por la linterna roja en donde Dios los espera, como María Magdalena llorando ante la tumba vacía, se preguntaran ¿Donde se lo habrán llevado?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *