Bendito seas, Dios Todopoderoso, creador de todos los seres vivos. Humildemente vengo a Ti para pedir tu protección para mi mascota.
En el quinto y sexto días de la creación, Tú creaste peces en los mares, aves en el aire y animales en la tierra.
Tú inspiraste a San Francisco para que considerara a todos los animales como sus hermanos y hermanas.
Te pedimos que bendigas a este animal, que es mi compañía y muy querido para mí. Lo acojo bajo mi protección para cuidar amorosamente de el en todo lo que necesite, como su hermano mayor.
Por el poder de Tu amor, permite que: (nombre de su mascotas) viva según Tu deseo y mi protección.
Por siempre serás loado por toda la belleza de Tu creación.
Dios Todopoderoso, en todas Tus criaturas! Hermano Francisco de Asís, protege a mi mascota de la enfermedad, los accidentes y la perversidad del ser humano.

Amén.