Oración a Nuestra Señora de la Merced IV

Hoy imploramos tu misericordia para con nosotros.
Tú que eres madre de los privados de libertad,
enséñanos a recuperar y mantener
la libertad interior de los hijos de Dios.

Haz que nadie nos impida
amar y ser amado,
perdonar y ser perdonado
y creer en la fuerza del bien en nosotros
y en nuestros hermanos.

Danos fuerza por la cruz de tu hijo
para que no nos dejemos vencer
por las circunstancias adversas.

Aliéntanos para que no nos cansemos
en la lucha por la justicia.
Ayúdanos a mirar a nuestros hermanos
con ojos misericordiosos,
a los simpáticos
y mas aún a los que no lo son,
porque tú nos quieres a todos.

Sé tú nuestro consuelo
en las horas de tristeza y aflicción
e infúndenos ánimo para seguir adelante.

María, lleva nuestra oración a Jesús
para que llegue por él al Padre
que nos ama como sus hijos,
hoy y siempre.

Amén.

anagrama