Nuevos ataques contra Iglesias en Francia y Bélgica

ncregister.com .-Durante las últimas semanas, Católicos tanto de Francia como de Bélgica, han venido recuperándose de brutales ataques, que incluyen incendios en Iglesias, asalto a un sacerdote, desacralización de un tabernáculo y el hackeo de más de 100 sitios web católicos.

En el periódico francés La Provence, el sacerdote local, el Padre Benoit Delabre, reportó que hace dos semanas, el altar de la Iglesia de Santa Madeleine en Martigues (800 kilómetros al sur de Francia), fue incendiado.

“El altar es de mármol, lo que previno que el fuego se propagara. No puedo imaginar que hubiese sucedido si el altar hubiese sido de madera. Las consecuencias para la iglesia hubiesen sido trágicas.”

Agregó además que en Mayo 15, otro desconocido, desacralizó el tabernáculo que contenía las Hostias Consagradas en la Iglesia de Jonquières, en la misma región. Adicionalmente, el padre Delabre, fue víctima de un ataque contra su persona el Domingo pasado, por un hombre que parecía tener intenciones de “robar algo”.

“Sabemos lo grave que estos ataques contra signos y personas a causa de su fe son. La fe católica, sus símbolos y los que la profesan, merecen ser respetados al igual que cualquier tipo de expresión religiosa que no perturbe el orden público “, dijo.

Gaby Charroux, la alcaldesa de Martigues, dijo que “robos de todo tipo son cada vez más y más frecuentes en Iglesias de toda Francia”. Prometió que la policía frenará estos ataques.

La publicación La Croix, reportó que en Abril, más de 100 sitios católicos de Iglesias y Congregaciones fueron hackeados por terroristas cibernéticos.

En Bélgica, en la tarde del 24 de Mayo, dos incendios considerables, dañaron la Iglesia en Mont-Sainte-Geneviève, misma que data desde el siglo XVI. El primero de los fuegos comenzó en la sacristía. Tan pronto los bomberos lo extinguieron y se fueron del lugar, dio inicio otro incendio más, esta vez en el techo de la Iglesia.

La policía de Hainut, a 37 millas al sureste de Brusleas está buscando a los culpables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *