Una escena de resistencia pacifica, similar por la llevada a cabo por fieles católicos hace tan sólo unos días, ocurrió nuevamente, esta vez en Francia.

El 31 de octubre del 2017, la Iglesia de Nuestra Señora de los Mantos Blancos ubicada en París, organizó un oficio ecuménico, mismo que fue celebrado por una mujer, pastora de la Iglesia Protestante Unida.
Con la intensión de reparar este sacrilegio,  un grupo de Jóvenes católicos, ingresó a la mentada iglesia y comenzó a Rezar del Santo Rosario y a entonar diversos cánticos tradicionales católicos.

Los jóvenes llevaban en sus manos unos panfletos, en los que se podía leer el titular ¿Es Lutero Cristiano?
En el vídeo se aprecia que algunos de los presentes, intentaron disuadir a los muchachos de llevar a cabo su misión,  situación que tomó tintes un tanto ásperos por momentos.
Los jóvenes fueron finalmente removidos por un grupo de policías.