Se trata de una advocación mariana no muy conocida que quizás ha sido opacada por el paso de los años (sucedió en 1061) y por el brillo de otras apariciones más recientes y populares.
Es en el año 1061 que la noble Richeleds Faverches -una acaudalada viuda- tiene una visión mediante la cual, la Santísima Virgen María le pide la construcción de una capilla en conmemoración de la Anunciación de María y la Encarnación de nuestro Señor Jesucristo. Esta capilla debería de verse como su casita de Nazareth. María había ofrecido dar auxilio y socorro a todos sus hijos necesitados que allí acudieran.
Cuenta la historia que sucediendo múltiples inconvenientes para el levantamiento de la casita, Richeleds Faverches decide acudir a la oración, pidiendo asistencia a la Santísima Virgen María. A la mañana siguiente, la capilla había sido milagrosamente levantada a unos 200 pies de donde los obreros habían iniciado originalmente las obras.
Por eso se llama a este santuario el «Nazaret británico». Desde tiempos medievales se convirtió en lugar de peregrinación, especialmente cuando viajar a Roma o Santiago de Compostela era casi imposible para la mayoría.

” Deja que todos aquellos que estén afligidos o necesitados me busquen en esa pequeña casa que tu mantendrás para mi en Walsingham. Pues los que allí me busquen obtendrán socorro.”

En 1538 durante “Reforma”, misma que separó de manera definitiva a la iglesia Católica de la Iglesia Inglesa, el santuario fue destruido. La estatua de la Virgen fue llevada a Londres con otras imágenes en donde fueron quemadas públicamente.

El lugar quedó en el abandono y desolado por largo tiempo. Incluso había sido usado como establo. No fue sino hasta 1920 que la Casa Santa de Walsingham fue reconstruida bajo la dirección de Alfred Patten, un predicador Anglicano.
En 1934, los obispos católicos ingleses declararon la capilla Santuario Nacional y se renovaron las peregrinaciones. El 15 de agosto de 1954, el Delegado Papal, Arzobispo O’Hara coronó la nueva estatua de Nuestra Señora de Walsingham.

Walsingham2

Su festividad se celebra el 24 de Septiembre y esta advocación es la Patrona de Inglaterra, de las madres con hijos problemáticos, de los enfermos.