lourdes-bernaA orillas del rio Gave, el 7 de Enero de 1844 en la provincia en Lourdes Francia, nació Marie-Bernarde Soubirou, la vidente de nuestra Señora de Lourdes. Desde niña se caracterizó por lo frágil de su salud. Cuando llego a la edad adolescente la llamaban Bernardette, que traducido al español es Bernardita.
Bernardita era considerada como una muchacha piadosa, modesta y amante de la oración. A sus 14 años se dedicaba diariamente a las faenas del campo, entre ellas, a recolectar leña para su familia.

El 11 de Febrero de 1858, Bernardita sintió una extraña ráfaga de viento que provenía de la gruta de Massabielle, al acercarse vio una señora vestida de blanco, con sus pies descalzos, cubiertos por 2 rosas doradas que parecían apoyarse sobre las ramas de un rosal. En su cintura, tenia una ancha cinta azul, tenia las manos juntas en posición de oración y llevaba un Rosario. Bernardita al principio se asustó, pero luego comenzó a rezar el rosario, pues siempre llevaba uno consigo. Al mismo tiempo que la niña, la Señora pasaba las cuentas del suyo entre sus dedos. Al finalizar, la Virgen María retrocedió hacia el interior de la gruta y desapareció.

El Domingo 14 de Febrero, Bernardita se dirigió a la gruta con agua bendita y la comenzó a rociar mientras decía “Si eres de Dios, quédate, sino, vete“. Una vez que la botella de agua bendita quedo vacía, Bernardita procedió a rezar el Rosario.

4 días más tarde, el 18 de Febrero, la Virgen María comenzó a dirigirse a Bernardita en su propio dialecto:” Me haría usted el favor de venir aquí durante 15 días?”. Bernardita respondió que sí lo haría. La Señora a su vez le contestó:”Te prometo que seras feliz, no en esta vida, sino en la otra¨.

En muy breve tiempo, los rumores sobre las apariciones, comenzaron a extenderse entre los lugareños. Los siguientes días, Bernardita asiste a la gruta como le había prometido a la Santísima Virgen y cada vez lo hacia acompañada de un mayor número de personas. Solamente ella logra ver a la Virgen.

En la abertura de una roca, llamada cueva de Massabielle, vi a una joven. Creyendo engañarme, me restregué los ojos; pero alzándolos, vi de nuevo a la joven, que me sonreía y me hacía señas de que me acercase. La mujer vestía túnica blanca con un velo que le cubría la cabeza y llegaba hasta los pies, sobre cada uno de los cuales tenía una rosa amarilla, del mismo color que las cuentas de su rosario. El ceñidor de la túnica era azul. (…) Tuve miedo. Después vi que la joven seguía sonriendo. Eché mano al bolsillo para coger el rosario que siempre llevo conmigo y se me cayó al suelo. Me temblaba la mano. Me arrodillé. Vi que la joven se santiguaba… Hice la señal de la cruz y recé con la joven… Mientras yo rezaba, ella iba pasando las cuentas del rosario (…) Terminado el rosario, me sonrió otra vez. (…) Aquella Señora no me habló hasta la tercera vez.

lourdesEl día 25 de Febrero según testifico Bernardita, la Virgen María le dijo que fuera a tomar agua de la fuente y que comiese de las flores que allí crecían libremente. Ella interpretó que debía de ir a tomar agua del cercano río Gave, pero la señora le indicó con el dedo, que escarbara en el suelo. Al hacerlo, comenzó a formarse fango, Bernardita entonces al intentar beber, ensució su rostro, lo que causó un poco de escepticismo entre los presentes. Sin embargo, poco después empezó a brotar agua. El manantial que comenzó a brotar aquel día, produce un promedio de 100,000 litros de agua por día, desde aquel entonces hasta la actualidad.

Cada día que pasa se incrementa el numero de personas que visita la gruta y que acompaña a Bernardita. Para el 4 de Marzo, se reúnen aproximadamente unos 20,000 fieles. Ante la reiterada petición de la jovencita para que revelara su nombre, en la décimo sexta aparición, el día 25 de Marzo, la Señora finalmente le responde: “Yo soy la Inmaculada Concepción“. De esta manera, nuestra Señora, confirma lo que el Papa había declarado como dogma de la iglesia católica, tan solo unos cuantos años antes. Durante esta aparición, Bernardita sostiene en la mano su vela encendida y en cierto momento, la llama comienza a arder sobre su mano, pero sin hacerle daño alguno. Este hecho fue de constatado de inmediato por un médico allí presente.

ber-197x300Bernardita siente interiormente la misteriosa llamada interior de la Virgen y se dirige a la gruta, pero el acceso a la misma estaba prohibido y la gruta vallada. Entonces se dirige al otro lado del Gave y enfrente de la gruta: “Me parecía que estaba a la misma distancia de la gruta, la misma que las otras veces. No veía nada mas que la Virgen. Jamás la había visto tan bella.

Las apariciones fueron declaradas autenticas el 18 de Enero de 1862. Fue el Papa Pio IX, quien autoriza al Obispo local, para que permitiera la veneración de la Virgen María en Lourdes. En el lugar donde sucedieron estos acontecimientos, comenzó a construirse un santuario. El mismo Papa le dio el titulo de Basílica en 1874.

Bernardette seria canonizada como Santa por el Papa, Pio XI, el 8 de Diciembre de 1933. Hoy en día, el Santuario de Nuestra Señora de Lourdes, es considerado uno de los lugares de peregrinaje católico más importantes del mundo. Con una población de apenas unos 15,000 habitantes, Lourdes recibe un aproximado de 6´000,000 de visitantes por año.

A nuestra Señora de Lourdes, se le considera universalmente como la patrona de los enfermos