bajotuamparo

Santísima Madre de Dios. Te invocamos como Madre de la Iglesia, Madre de todos los cristianos sufrientes.
Te suplicamos, por tu ardiente intercesión, que derribes el muro, los muros de nuestros corazones, y los muros que generan el odio, la violencia, el miedo y la indiferencia, entre los hombres y entre los pueblos.
Tu que has aplastado a la antigua serpiente, reúnenos y acógenos en tu manto virginal, protégenos de todos mal, y abre para siempre en nuestras vidas la puerta de la esperanza.
Haz nacer en nosotros y en este mundo, la civilización del amor Surgida de la cruz y de la resurrección de tu divino Hijo, Jesucristo, nuestro Salvador, que vive y reina por los siglos de los siglos,
Amén.
anagrama