TIA.- Como parte de las celebraciones del 150 aniversario de la independencia Canadiense, la ciudad de Ottawa contrató a una compañía francesa especializada en exhibiciones callejeras, la que emplea en sus representaciones, gigantescas y macabras máquinas que imitan a dragones y arañas.

El espectáculo comenzó con una monstruosa araña que atrapaba a la imagen de Nuestra Señora, ubicada en la cima de la Catedral de Notre Dame en Ottawa. Este primer acto de la demostración de cuatro días, ocurrió el 27 de julio de 2017.

Cuando la araña atrapó a Nuestra Señora, ocho hombres corrieron de un lado a otro hacia la araña, como si fueran pequeñas arañas corriendo en su tela. Posiblemente una referencia a los Hijos de la Viuda, otro nombre para los Francmasones, que han controlado a Canadá desde su nacimiento.

Desde esas alturas, la araña descendía a la calle, descargando humo y rodeada de burbujas blancas arrojadas por otra máquina. No hay necesidad de decir que todo el espectáculo fue tristemente autorizado por la Arquidiócesis de Ottawa.

Puede ver un video de la “representación artística” aquí.

Crédito de las imágenes: Tradition in Action