Los Sacramentales

sacramentales

Han sido instituidos por la Iglesia en orden a la santificación de ciertos ministerios eclesiales, de ciertos estados de vida, de circunstancias muy variadas de la vida cristiana, así como del uso de cosas útiles al hombre. Según las decisiones pastorales de los obispos, pueden también responder a las necesidades, a la cultura, y a la historia propias del pueblo cristiano de una región o de una época. Comprenden siempre una oración, con frecuencia acompañada de un signo determinado, como la imposición de la mano, la señal de la cruz, la aspersión con agua bendita (que recuerda el Bautismo).

Se llaman sacramentales los signos sagrados instituidos por la Iglesia cuyo fin es preparar a los hombres para recibir el fruto de los sacramentos y santificar las diversas circunstancias de la vida.

 

El agua bendita

Holy-Water-iconLa tradición dice que San Alejandro I (6º papa, del 106 al 115) instituyó el uso del agua bendita, a la que había que añadir sal, para purificar las casas cristianas, así como también introdujo en la eucaristía el pan ácimo y el vino mezclado con agua.
El agua bendita se suele asperjar luego de cierto tipos de oración como en las oraciones de liberación por ejemplo.
Se considera una buena práctica cristiana el santiguarse a diario empleando agua bendita.
El agua bendita nos proporciona tres beneficios: el perdón de nuestros pecados, nuestra defensa contra las trampas tendidas por el Maligno y el don de la protección divina.
Los fieles de Cristo pueden conservar esta agua bendita, asperjándola en los enfermos, las casas, los campos y otras cosas. Ellos pueden tener en sus habitaciones, con el fin de poder asperjarla una vez al día, y más.

Oración para asperjar agua bendita en la casa

En nombre de Dios Padre, en nombre de Jesucristo nuestro Señor y con el poder del Espíritu Santo al asperjar esta agua bendita sobre esta casa ahuyente toda fuerza del enemigo erradique y arranque de este lugar al maligno con sus ángeles apóstatas. Señor rnío Jesucristo has que esta casa quede libre en tu nombre de toda inmundicia y de todo mal, que no resida más un espíritu pestilente, se alejen todas las insidias del enemigo y si hay algo que este perjudicando a los que habitan aquí o impida su tranquilidad por la aspersión de esta agua huyan y de ahora en adelante reine la presencia del Espíritu Santo y les conceda tu misericordia y tus bendiciones por todos los días de nuestra vida. Amén.

 

La sal exorcizada

exsal-216x300Se usa para expulsar los demonios y a preservar la salud del alma y del cuerpo. Pero su propiedad específica consiste en proteger los lugares de las influencias o de presencias maléficas. Por esta razón, se le emplea muy comúnmente a manera de pequeños saquitos o esparcir directamente en los rincones de las casas.
Se recomienda habitualmente de esparcir sal exorcizada en el umbral de la casa y en los cuatro rincones de la habitación o de las habitaciones en las cuales se sospecha estar infestadas. Se le puede poner en sobres bajo el colchón y los asientos, sin olvidar los vehículos: auto, moto, etc.

Oración para esparcir sal exorcizada en la casa

Imploro humildemente la protección de mi Señor Jesucristo sobre mí, mi familia y todos los que me rodean, imploro tu misericordia, la bondad y clemencia para que todo aquello que sea tocado por esta sal bendecida carezca de toda inmundicia y de toda impregnación del mal. En nombre de Dios vivo, en nombre de Dios verdadero, en nombre de Dios Santo ordeno que toda esterilidad, toda maldad, toda acción del maligno, todo espíritu inmundo y conjurado que haya en este casa se aleje en este mornento y nunca más regrese a perturbarme y a hacerme daño.Amén.

El aceite exorcizado

bloilEl aceite exorcizado, utilizado con Fe, permite igualmente aniquilar el poder de los demonios, sus ataques y los fantasmas que ellos suscitan. También se aprovecha para la salud del alma y del cuerpo; recordemos simplemente el antiguo uso que consistía en untar las heridas con aceite, y el poder de sanar a los enfermos por la imposición de manos y la unción del aceite que Jesús confirió a los apóstoles.

El aceite exorcizado tiene por otra parte la propiedad específica de librar el cuerpo de aquello que le es nefasto. Me ha sucedido muchas veces de bendecir a personas que habían sido víctimas de hechizos comiendo o bebiendo alguna cosa maléfica. En estos casos, el organismo, para liberarse, debe evacuar todo lo maléfico que contiene. El aceite exorcizado ayuda enormemente al organismo a arrastrar y librar el cuerpo de estas impurezas. Se puede también, para este fin, beber agua bendita.

Los fieles de Cristo pueden conservar este aceite para untar a los enfermos, las casas, las cosas que ellos deseen poner bajo la protección del Señor. Se usará este aceite para friccionar las partes enfermas de nuestro cuerpo.

Oración para emplear / aplicar aceite exorcizado

Señor Jesús, Hijo del Dios viviente, por esta unción del aceite santificado por tu Iglesia con el Espíritu Santo, vivifica mi cuerpo y mi alma. libéralos de las acciones y de las invasiones de las fuerzas de las tinieblas y sánalos de toda enfermedad. Concédeme el socorro de tu gracia para amarte mejor y servirte, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén (P. Paul-Marie MBA)

El crucifijo y la señal de la cruz

Dos de los sacramentales más eficaces utilizados durante el ministerio de liberación y exorcismo son el signo de la cruz y el santo nombre de Jesús.
El crucifijo y la señal de la cruz son odiados por lo demoníaco, ya que representan la victoria de Cristo en el Calvario, donde fue derrotado satanás.
El catecismo no dice en el numeral 1671:

“Entre los sacramentales figuran en primer lugar las bendiciones (de personas, de la mesa, de objetos, de lugares). Toda bendición es alabanza de Dios y oración para obtener sus dones. En Cristo, los cristianos son bendecidos por Dios Padre “con toda clase de bendiciones espirituales”. Por eso la Iglesia da la bendición invocando el nombre de Jesús y haciendo habitualmente la señal santa de la cruz de Cristo.”

El Santo nombre de Cristo

En relación con el santo nombre de Jesucristo, una escritura que se lee a menudo durante los exorcismos menores y mayores es Filipenses 2: 9-11:

“Debido a esto, Dios lo exaltó y le otorgó el Nombre que está sobre todo nombre; para que al nombre de Jesús toda rodilla se doble en los cielos, en la tierra y en los abismos, y toda lengua confiese que Jesucristo es Señor, para gloria del Padre”

La medalla o cruz de San Benito

Uno de los sacramentales más populares entre los católicos. El origen de la Medalla es incierto, pero se usó desde muy antiguo. En el S. XVII, durante un juicio de brujería en Alemania, unas mujeres acusadas testificaron que no tenían poder sobre la Abadía de Metten porque estaba bajo la protección de la cruz.

Cuando se investigó, se hallaron en las paredes del recinto varias cruces pintadas rodeadas por las letras que se encuentran ahora en las medallas. Más adelante se encontró un pergamino con la imagen de San Benito y las palabras completas de las letras.

La Medalla, como se le conoce ahora, es la del jubileo que se emitió en 1880 por el décimo cuarto centenario del nacimiento del Santo y lanzada exclusivamente por el Superior Abad de Monte Cassino.
Es ampliamente empleada como protección, ya sea personal o de lugares. Se le ve muy comúnmente en crucifijos y durante sesiones de liberación / exorcismo.

 

El escapulario de la Virgen del Carmen

escapEl escapulario de la Virgen del Carmen es el signo externo de devoción mariana, que consiste en la consagración a la Santísima Virgen María por la inscripción en la Orden Carmelita, en la esperanza de su protección maternal. El distintivo externo de esta inscripción o consagración es el pequeño escapulario marrón.

El escapulario del Carmen es un sacramental, es decir, según el Concilio Vaticano II, “un signo sagrado según el modelo de los sacramentos, por medio del cual se significan efectos, sobre todo espirituales, que se obtienen por la intercesión de la Iglesia”.
Aquí Puedes leer más sobre el escapulario de la Virgen del Carmen.
Recuerda que el demonio le teme a María pues es ella quien le pisa la cabeza:
«Y pondré enemistad entre tu y la mujer, entre tu simiente y la de ella. Su simiente te aplastará la cabeza mientras tu asechas su calcañar».

El Santo Rosario

rosarioSiendo un sacramental, el Santo Rosario contiene los principales misterios de nuestra religión Católica, que nutre y sostiene la fe, eleva la mente hasta las verdades divinamente reveladas, nos invita a la conquista de la eterna patria, acrecienta la piedad de los fieles, promueve las virtudes y las robustece. El Rosario es alto en dignidad y eficacia, podría decirse que es la oración más fácil para los sencillos y humildes de corazón, es la oración mas especial que dirigimos a nuestra Madre para que interceda por nosotros ante el trono de Dios.
Se recomienda su rezo diario. La Santísima Virgen María nos recordado la importancia diaria de su oración y nos pide rezar al menos 5 decenas diarias.
Aquí en este enlace encontrarás información sobre el Santo Rosario de la Virgen María y como rezarlo.

También se recomienda tener siempre en casa y en un lugar visible, la imagen del Sagrado Corazón de Jesús / Inmaculado Corazón de María o imágenes bendecidas.

chi_rho