Los diferentes tipos de Cristiano según el papa Francisco

“Muchas personas están siguiendo el Cristianismo de manera equivocada, olvidándose que Jesús en es único y verdadero camino” dijo el papa Francisco durante su homilía desde casa Santa Marta.

En la lectura del evangelio del día, Jesús les dice a sus apóstoles “Yo soy el camino” – el papa Francisco hizo una reflexión sobre la necesidad de los Cristianos de seguir a Cristo consistentemente y de no desanimarse en el camino hacia la fe.
Dijo además que son muchos y diferentes los tipos de Cristiano que siguen a Jesús pero confundidos e incluso mencionó algunos de ellos: los Cristianos momificados, los Cristianos vagabundos, los Medio-Cristianos. Haciendo un examen de los diferentes tipos, el Papa señaló primero al Cristiano que no hace nada. Ellos simplemente no se mueven o avanzan.

!Los Cristianos que no se mueven, que no avanzan son Cristianos no-Cristianos. No sabemos exactamente que son. Ellos son Cristianos ligeramente paganizados, que están allí, pero no progresan en sus vidas Cristianas, no permiten que las Bienaventuranzas florezcan en sus vidas, no hacen obras de misericordia … son inmóviles. Discúlpenme por decirlo, pero son como una momia embalsamada, una momia espiritual. Hay cristianos que son “momias espirituales, inmóviles. Ellos no hacen el mal, sino que no hacen buenas acciones!.

Luego pasó a la descripción del Cristiano testarudo, que es aquel tipo de Cristiano que sabe que ha tomado el camino equivocado e insiste en continuar en la misma dirección, muy a pesar de que la voz de Nuestro Señor le dice que es necesario regresar y tomar el camino correcto.

Los Cristianos vagabundos, son Cristianos que viajan aquí y allá, pero sin saber a donde es que realmente van. Durante sus vidas, pierden constantemente el sentido de dirección, lo que ocasiona que cambien de rumbo frecuentemente, terminando usualmente en callejones sin salida. El camino se convierte en un laberinto pues no han permanecido cerca de Jesús. Ahora, no tienen una brújula y por ello, están girando y buscando todo el tiempo.

Luego vienen los Cristianos que mientras viajan por la vida, son seducidos por la belleza de algún objeto, idea, propuesta, paisaje, etc.. Fascinados por el mismo, se detienen a mitad de camino. Olvidan que el camino del Cristiano, es el camino de la verdad. Es Cristo Jesús.

Concluyó la homilía llamándonos a la reflexión.

“Hoy vamos a reflexionar en esta pregunta sólo por cinco minutos … Cómo estoy haciendo este mi camino de Cristiano? ¿Estoy parado, he cometido errores, girando aquí y allí, deteniéndose frente a las cosas que me gustan, o estoy siguiendo Jesús, que dijo: “Yo, que soy el Camino ‘?
Pidamos al Espíritu Santo que nos enseñe a caminar por el camino correcto, siempre!
Y cuando estemos cansados, podamos descansar un poco para luego continuar nuestro viaje. Pidamos esta gracia.
Quienes no hacen que las Bienaventuranzas florezcan en sus vidas, quienes no hacen obras de misericordia … quienes permanecen inmóviles. Discúlpenme por decirlo, pero son como momias embalsamada, una momia espiritual”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *