Los 40 Santos Mártires de Sebaste

También conocidos bajo el nombre de La Santa Cuarentena, los 40 Santos Mártires fue un grupo de soldados del imperio romano al servicio de la Legio XII Fulminata (relámpago) que fueron muertos cerca de Sebaste en Armenia Menor a consecuencia de la violenta persecución contra los cristianos de oriente, llevada a cabo por el
emperador Licinio.
La historia de estos 40 soldados romanos fue preservada por el obispo Basilio de Cesarea, quien en la festividad de los 40 mártires la pronunció como parte de su homilía.

Cuenta Basilio, que estos cuarenta soldados, luego de haberse confesado abiertamente seguidores de Cristo, fueron condenados por el prefecto a ser expuestos totalmente desnudos y durante toda la noche sobre una laguna congelada. Entre los condenados, uno cedió y, dejando a sus compañeros, buscó los baños calientes cerca del lago que habían sido preparados para quien quisiera renunciar. Uno de los guardias que vigilaba a los mártires vio en este momento un brillo sobrenatural sobre ellos. En ese momento se convirtió al cristianismo, y despojándose de sus vestiduras se unió a los otros treinta y nueve. Así, el número de cuarenta se mantuvo constante. Al amanecer, los cuerpos rígidos de los soldados, que aún mostraban señales de vida, fueron quemados y sus cenizas arrojadas a un río. Los cristianos, sin embargo, recogieron los preciosos restos que quedaban y las reliquias fueron distribuidas por muchas ciudades. De esta manera, la veneración de los cuarenta mártires llegó a extenderse, y se erigieron en su honor numerosas iglesias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *