Durante su visita a los Estados Unidos, el papa Francisco levantó en brazos a este pequeño disfrazado de Papa al que le dirigió algunas palabras al oído, luego de lo cual, el pequeño rompió en llanto…