¿Qué es el ayuno?

El ayuno consiste en limitar parcial o totalmente la ingesta de comidas y bebidas para imitar los sufrimientos de Cristo durante su pasión y a través de toda su vida terrena. El ayuno nos recuerda que la conversión afecta y debe afectar todas las áreas de nuestra vida.
El período de ayuno más conocido es el de la cuaresma, misma que tiene una duración de 40 días. En la actualidad, la Iglesia católica prescribe cómo días de ayuno obligatorio el Miércoles de ceniza y el Viernes santo, recomendando el ayuno personal.

El Canon 1251 de la Iglesia Católica establece que la ley del ayuno prescribe que no se haga sino una sola comida al día; pero no prohíbe tomar algún alimento por la mañana y por la tarde, con tal que se observe, respecto de la cantidad y la calidad, la costumbre aprobada en cada lugar.

¿Cuantas veces al día se puede comer durante el ayuno?

En los días de ayuno, se permite una comida completa y otras dos porciones mucho más pequeñas, (sumadas no pueden ser de proporción similar a la de una comida), una en la mañana y otra en la tarde.

¿Se puede comer carne durante el ayuno?

Durante el ayuno es permitido comer carne pero sólo en la única comida completa del día. Las otras dos porciones más pequeñas no pueden tener carne.

¿Quienes deben cumplir la ley del ayuno?

La ley de ayuno requiere que el Católico desde los 18 hasta los 59 años reduzca la cantidad de comida usual.

Quienes están exentos de la ley del ayuno?

Los enfermos, con problemas mentales, frágiles, mujeres en cinta o madres que estén dando pecho, obreros con trabajo que requieren mucho trabajo físico o cualquier impedimento que no les permita observar la disciplina penitencial.
Si el ayuno representa un grave riesgo para la salud o impide la capacidad de hacer el trabajo necesario, no obliga.

¿Se puede comer o tomar algo entre comidas?

El ayuno se rompe si se come entre comidas o se toma algún líquido que es considerado comida (batidos, jugo de frutas, pero no leche ). No se pueden comer ni bocaditos ni botanas. Las bebidas alcohólicas no rompen el ayuno; pero parecieran contrarias al espíritu de hacer penitencia. Solo pueden tomarse líquidos entre las comidas.

Las recomendaciones del Catecismo

La penitencia interior del cristiano puede tener expresiones muy variadas. La Escritura y los Padres insisten sobre todo en tres formas: el ayuno, la oración, la limosna (cf. Tb 12,8; Mt 6,1-18), que expresan la conversión con relación a sí mismo, con relación a Dios y con relación a los demás. Junto a la purificación radical operada por el Bautismo o por el martirio, citan, como medio de obtener el perdón de los pecados, los esfuerzos realizados para reconciliarse con el prójimo, las lágrimas de penitencia, la preocupación por la salvación del prójimo (cf St 5,20), la intercesión de los santos y la práctica de la caridad “que cubre multitud de pecados” (1 P 4,8).

Consideración final

Antes que nada estamos obligados a cumplir con nuestras obligaciones en la vida. Cualquier abstención que nos impida seriamente llevar adelante nuestro trabajo como estudiantes, empleados o parientes serían contrarias a la voluntad de Dios.

 

Fuentes:

“https://www.ewtn.com/spanish/preguntas/ayuno_y_abstinencia.htm”

“http://www.iuscanonicum.org/index.php/derecho-sacramental/los-sacramentos-en-general/23-la-obligacion-de-guardar-ayuno-y-abstinencia-los-dias-de-penitencia.html”

“https://www.rezaconmigo.com/ayuno-y-abstinencia/”

“http://www.vaticanocatolico.com/iglesiacatolica/calendario-catolico/”

“http://www.corazones.org/diccionario/ayuno.htm”