«La Virgen les dejó ciegos»: Estudiantes iraquíes cuentan como María les salvó de una muerte segura

Carifili – 25 de Ocubre .- Irak es tierra de mártires y persecución. Durante estos últimos años, los yihadistas de Estado Islámico les han expulsado de sus casas, robado sus pertenencias e incluso en algunos casos les han quitado hasta la vida.

Sin embargo, la fe no se resiente en una comunidad especialmente mariana. Su devoción por la Virgen María les hace invocarla como protectora. Por ello, no extraña que en Erbil erigieran una estatua de la madre de Jesús en plena guerra ni que una vez recuperada la ciudad de Qaraqosh lo primero que hicieran los soldados fuera limpiar una pequeña imagen de María.

Por ello, tampoco debería extrañar que la Virgen respondiera a las súplicas de los cristianos iraquíes a través de un milagro. Y esto es precisamente lo que ha ocurrido en la ciudad de Kirkuk, donde se ha producido una ofensiva de Estado Islámico.

Allí siete jóvenes cristianas afirman con rotundidad que María les ha salvado de las garras de los terroristas. Estas estudiantes se vieron sorprendidas por la ofensiva y se ocultaron debajo de las camas de una habitación.

En la misma habitación que sus verdugos
Precisamente, los yihadistas eligieron esa misma habitación y durante ocho horas estuvieron en esa misma sala comiendo, rezando, hablando y curando sus heridas.

Pero no las vieron. A pesar de ser siete chicas debajo de la cama los terroristas no se percataron de su presencia. Ellas habían pedido la intercesión a la Virgen para que las ocultara y así ocurrió.

podkirkurk

El arzobispo de Kirkuk visita la habitación en la que estuvieron las estudiantes escondidas durante 18 horas

El sacerdote Roni Momika estuvo en contacto con ellas a través del teléfono móvil durante esas ocho horas. Según recoge Catholic News Agency, él tiene claro que “la Virgen estuvo con ellas”.

“Rezad a la Virgen María”
Ante esta situación crítica y el miedo de las estudiantes el padre Momika les dijo a las chicas que no se olvidaran de su fe: “rezad a la Virgen María, ella vendrá a ayudaros”.

Y una de las chicas aseguraba posteriormente que “cuando entraron en nuestra habitación ellos no nos vieron, sentimos que la Virgen María cerró sus ojos para que no nos vieran”.

“Estuvieron sentados sobre las camas y no supieron ni sintieron que nosotras estábamos escondidas debajo”, afirmaban emocionadas estas jóvenes estudiantes, que tenían claro que la “Virgen los dejó ciegos”.

El arzobispo de Kirkuk: “Esto es sorprendente”
El Arzobispo de Kirkuk y Obispo Auxiliar del Patriarcado de Babilonia de los Caldeos, Monseñor Thomas Mirkis, ha visitado la habitación donde estaban alojados estas estudiantes y, en un mensaje publicado en su perfil de Facebook, ha subrayado “el valor de las niñas”. “Es sorprendente que siete estudiantes pasaran 8 horas debajo de las camas sin hacer ningún movimiento”.

Finalmente, las siete jóvenes que se encomendaron a la protección de la Virgen pudieron salir sanas y salvas sin ningún rasguño pese a haber compartido habitación con el enemigo que las quería matar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *