pastorcitosLos tres pastorcitos se hallaban pastando su rebaño aquel día en Cova de Iria (Fátima, Portugal), un 13 de mayo de 1917 cuando la Santísima Virgen María se les apareció por primera vez.
Estos tres pequeños pastorcitos eran Los hermanos Francisco y Jacinta y su prima Lucia.
En un hermoso libro titulado “Memorias de Lucía” (También conocido como “Memorias de la hermana Lucia”) la que vio a la Virgen cuenta todos los detalles de esas apariciones.
A continuación se presenta un resumen de las apariciones de la Santísima Virgen de Fátima.

Primera Aparición

El 13 de mayo se produjo el siguiente diálogo:
– ¿De dónde es su merced? – Mi patria es el cielo.
– ¿Y qué desea de nosotros? – Vengo a pedirles que vengan el 13 de cada mes a esta hora (mediodía). En octubre les diré quién soy y qué es lo que quiero.
– ¿Y nosotros también iremos al cielo? – Lucía y Jacinta sí.
– ¿Y Francisco?

Los ojos de la aparición se vuelven hacia el jovencito y lo miran con expresión de bondad y de maternal reproche mientras va diciendo: – El también irá al cielo, pero antes tendrá que rezar muchos rosarios.
Y la Santísima Virgen continuó diciéndoles:

– ¿Quieren ofrecerse al Señor y estar prontos para aceptar con generosidad los sufrimientos que Dios permita que les lleguen y ofreciéndolo todo en desagravio por las ofensas que se hacen a Nuestro Señor?
– Sí Señora, queremos y aceptamos.
Con un gesto de amable alegría, al ver su generosidad, les dijo:
– Tendrán ocasión de padecer y sufrir, pero la gracia de Dios los fortalecerá y asistirá.