icono2Hoy 11 de octubre, se celebra El Día de la Maternidad Divina de María, dogma que por largo tiempo ha sido objeto de los más acalorados debates entre católicos y los hermanos separados. Ya desde muy antiguo (existe evidencia), María era llamada “Theotokos”, palabra de origen griego que significa “Madre de Dios”. Al respecto , ya hemos tratado el tema en diferentes oportunidades: ¿Por qué decimos que María es Madre de Dios?, María, Madre DiosLa oración Mariana más antigua.

Es en el Concilio de Efeso del año 431, se definió a fin de no hubiera duda alguna: “Si alguno que no confesare que Emmanuel (Cristo) es verdaderamente Dios, y por lo tanto la Santísima Virgen es Madre de Dios, porque pario según la carne al Verbo de Dios hecho carne, sea anatema”.

Luego, mucho después en el Concilio Vaticano II, lo establece de la siguiente manera:

“Desde los tiempos más antiguos, la Bienaventurada Virgen es honrada con el título de Madre de Dios, a cuyo amparo los fieles acuden con sus súplicas en todos sus peligros y necesidades” (Constitución Dogmática Lumen Gentium, 66).

Bajo tu amparo nos
acogemos,
Santa Madre de Dios;
no deseches las súplicas
que te dirigimos en nuestras necesidades,
antes bien, líbranos de todo peligro,
¡oh siempre Virgen, gloriosa y bendita!

anagrama