La letanía de los santos es una de las oraciones católicas más antiguas que aún se emplean en nuestros días. Se rezaba ya en los días de San Basilio († 379) y de San Gregorio Taumaturgo (muerto alrededor del 270).
No se sabe cuándo o quién la compuso, pero hay registros de que fue empleada en la “Litania Septiformis” de San Gregorio Magno, y en la procesión de San Mamerto, obispo de Viena, en el siglo V. También se le empleó públicamente luego de una terrible seguidilla de inundaciones, pestes y enfermedades ocurridas en Roma alrededor del año 590.

Su importancia es tal, que es una de las seis letanías autorizadas por la Santa Sede para su uso en ceremonias públicas.

La letanía de los santos es a menudo recitada o cantada en una forma más corta que la que se da a continuación (que en sí es una versión abreviada!) el día de Todos los Santos (como es natural!).

La letanía, es un llamado al Cielo, a fin de obtener la ayuda de muchos de los santos más grandes de la fe católica, así como para pedir la protección divina. Es también muy a menudo, parte especial tanto de la Vigilia de Pascua (la misa en la que los que han recibido instrucción en la fe son bautizados) como de las misas de Ordenación de sacerdotes, diáconos y obispos.

-Señor ten piedad de nosotros
-Señor ten piedad de nosotros

-Cristo ten piedad de nosotros,
-Cristo ten piedad de nosotros,

-Señor ten piedad de nosotros,
-Señor ten piedad de nosotros,

-Cristo óyenos
-Cristo óyenos

-Cristo escúchanos,
-Cristo escúchanos,

-Dios Padre celestial,
Ten piedad de nosotros,

-Dios Hijo Redentor del mundo,
Ten piedad de nosotros.

-Dios Espíritu Santo,
Ten piedad de nosotros.

-Trinidad santa un solo Dios,
Ten piedad de nosotros.

-Santa María,
Ruega por nosotros.

-Santa Madre de Dios,
Ruega por nosotros.

-Santa Virgen de las vírgenes,
Ruega por nosotros.

-San Miguel,
Ruega por nosotros.

-San Gabriel,
Ruega por nosotros.

-San Rafael,
Ruega por nosotros.

-Todos los santos ángeles y arcángeles,
Rogad por nosotros.

-Todos los santos coros de los espíritus bienaventurados,
Rogad por nosotros.

-San Juan Bautista,
Ruega por nosotros.

-San José,
Ruega por nosotros.

-Todos los santos patriarcas y profetas,
Rogad por nosotros.

-San Pedro,
Ruega por nosotros.

-San Pablo,
Ruega por nosotros.

-San Andrés,
Ruega por nosotros.

-San Juan,
Ruega por nosotros.

-Santo Tomás,
Ruega por nosotros.

-Santiago,
Ruega por nosotros.

-San Felipe,
Ruega por nosotros.

-San Bartolomé,
Ruega por nosotros.

-San Mateo,
Ruega por nosotros.

-San Simón,
Ruega por nosotros.

-San Tadeo,
Ruega por nosotros.

-San Matías,
Ruega por nosotros.

-San Bernabé,
Ruega por nosotros.

-San Lucas,
Ruega por nosotros.

-San Marcos,
Ruega por nosotros.

-Todos los Santos apóstoles y evangelistas,
Rogad por nosotros.

-Todos los Santos discípulos del Señor,
Rogad por nosotros.

-Todos los Santos inocentes,
Rogad por nosotros.

-San Esteban,
Ruega por nosotros.

-San Lorenzo,
Ruega por nosotros.

-San Vicente,
Ruega por nosotros.

-San Fabián y San Sebastián,
Rogad por nosotros.

-San Juan y San Pablo,
Rogad por nosotros.

-San Cosme y San Damián,
Rogad por nosotros.

-San Gervasio y San Protasio,
Rogad por nosotros.

-Todos los santos mártires,
Rogad por nosotros.

-San Silvestre,
Ruega por nosotros.

-San Gregorio,
Ruega por nosotros.

-San Ambrosio,
Ruega por nosotros.

-San Agustín,
Ruega por nosotros.

-San Jerónimo,
Ruega por nosotros.

-San Martín,
Ruega por nosotros.

-San Nicolás,
Ruega por nosotros.

-Todos los santos obispos y confesores,
Rogad por nosotros.

-Todos los santos doctores,
Rogad por nosotros.

-San Antonio,
Ruega por nosotros.

-San Benito,
Ruega por nosotros.

-San Bernardo,
Ruega por nosotros.

-Santo Domingo,
Ruega por nosotros.

-San Francisco,
Ruega por nosotros.

-Todos los santos sacerdotes y levitas,
Rogad por nosotros.

-Todos los santos monjes y ermitaños,
Rogad por nosotros.

-Santa María Magdalena,
Ruega por nosotros.

-Santa Agueda,
Ruega por nosotros.

-Santa Lucía,
Ruega por nosotros.

-Santa Inés,
Ruega por nosotros.

-Santa Cecilia,
Ruega por nosotros.

-Santa Catalina,
Ruega por nosotros.

-Santa Anastasia,
Ruega por nosotros.

-Todas las santas vírgenes y viudas,
Rogad por nosotros.

-Todos los Santos y santas de Dios,
Interceded por nosotros.

-Muéstratenos propicio,
Perdónanos Señor.

-Muéstratenos propicio,
Escúchanos Señor.

-De todo mal,
Líbranos Señor.

-De todo pecado,
Líbranos Señor.

-De tu ira,
Líbranos Señor.

-De la muerte súbita e imprevista,
Líbranos Señor.

-De las asechanzas del demonio,
Líbranos Señor.

-De la cólera, del odio y de toda mala intención,
Líbranos Señor.

-Del espíritu de fornicación,
Líbranos Señor.

-Del rayo y de la tempestad,
Líbranos Señor.

-Del azote de los terremotos,
Líbranos Señor.

-De la peste, del hambre y de la guerra,
Líbranos Señor.

-De la muerte eterna,
Líbranos Señor.

-Por el misterio de tu santa encarnación,
Líbranos Señor.

-Por tu venida,
Líbranos Señor.

-Por tu natividad,
Líbranos Señor.

-Por tu bautismo y santo ayuno,
Líbranos Señor.

-Por tu cruz y tu pasión,
Líbranos Señor.

-Por tu muerte y sepultura,
Líbranos Señor.

-Por tu santa resurrección,
Líbranos Señor.

-Por tu admirable ascensión,
Líbranos Señor.

-Por la venida del Espíritu Santo, nuestro Consolador,
Líbranos Señor.

-En el día del juicio,
Líbranos Señor.

Nosotros, pecadores, te rogamos
– que nos oigas,
– que nos perdones,
– que nos seas indulgente,
– que te dignes conducirnos a verdadera penitencia,
– que te dignes regir y gobernar tu santa Iglesia,
– que te dignes conservar en tu santa religión al Sumo Pontífice y a todos los órdenes de la jerarquía eclesiástica,
– que te dignes abatir a los enemigos de la santa Iglesia,
– que te dignes conceder a los reyes y príncipes cristianos la paz y la verdadera concordia,
– que te dignes conceder la paz y la unión a todo el pueblo cristiano,
– que te dignes devolver a la unidad de la Iglesia a los que viven en el error, y traer a la luz del Evangelio a todos los infieles,
– que te dignes fortalecernos y conservarnos en tu santo servicio,
– que levantes nuestro espíritu al deseo de las cosas celestiales,
– que concedas a todos nuestros bienhechores la recompensa de los bienes eternos,
– que libres nuestras almas, las de nuestros hermanos, parientes y bienhechores, de la condenación eterna,
– que te dignes damos y conservar las cosechas de la tierra,
– que te dignes conceder el descanso eterno a todos los fieles difuntos,
– que te dignes escucharnos, Hijo de Dios.

-Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo,
Perdónanos Señor.

-Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo,
Escúchanos Señor.

-Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo,
Ten piedad de nosotros.

-Cristo, óyenos,
-Cristo, óyenos.

-Cristo, escúchanos,
-Cristo, escúchanos.

-Cristo, ten piedad de nosotros,
-Cristo, ten piedad de nosotros.

-Señor, ten piedad de nosotros,
-Señor, ten piedad de nosotros.

Padrenuestro.