La auto-comunión. Para muestra dos botones: Italia y Filipinas

Primero se omitió la necesidad de arrodillarse al recibir el cuerpo de Cristo. Después, se nos dijo que podíamos recibirlo en nuestras propias manos. Luego, nos dijeron que podíamos recibir la comunión sin confesión, de pie y en las manos. Ahora, estamos ante lo más nuevo de la revolución litúrgica: la introducción de la auto-comunión por parte de los fieles.

El primer vídeo corresponde a la auto-comunión, tal y como ya se ofrece en una Iglesia no identificada de las Filipinas. Se puede apreciar, como los fieles, acceden a la comunión por sí mismos, ingresando por detrás del altar, un espacio solamente reservado para ministros consagrados (obispos, sacerdotes, diáconos y servidores del altar). Formados en fila, uno por uno, toman la Sagrada Forma con sus propias manos y la sumergen en el Vino consagrado.

El segundo vídeo fue publicado por el sitio Novus Ordo Watch y corresponde a una iglesia en Italia, en donde se puede apreciar la misma práctica.

Por qué es incorrecto esto?

No. No se trata de ninguna ridiculez ni exageración. En la Sagrada Eucaristía Cristo se hace verdaderamente presente mediante la Transubstanciación. Por lo tanto, el dar la Santa comunión, es una práctica que está limitada unicamente y exclusivamente a manos consagradas.

Esta deplorable burla de la Sagrada Eucaristía, comienza a hacerse cada vez más común alrededor del globo.
En el Congreso Continental de Teología que tuvo lugar en São Leopoldo, Brasil, del 8 al 11 de octubre de 2012, se establecieron algunos precedentes, para eventos de los que hoy en día ya somos testigos.
Alentados por la elección reciente del Arzobispo Gerhard Müller, un fuerte defensor de la Teología de la Liberación, como cabeza de la Congregación para la Doctrina de la Fe, los principales dirigentes de este movimiento, decidieron reunirse en un congreso. Su objetivo era el de dar un nuevo impulso a la Teología de la Liberación.

Sus viejas soluciones marxistas saltaron nuevamente a la palestra. Al mismo tiempo, se pusieron de relieve ciertas innovaciones litúrgicas ya aplicadas en algunas Comunidades Cristianas. Entre ellas, figuraba la auto-comunión, misma que hemos ilustrado con vídeos grabados en el 2017.
El sacerdote dice la Misa y, en el momento de la Comunión, se aparta, dejando el Cáliz y el ciborio en el Altar. Luego invita a los fieles a subir y a tomar la Hostia desde el propio ciborio. Esto les permite poner en práctica la idea progresista-protestante del sacerdocio de los fieles.

De la mano, se introdujo esta otra práctica: la auto-bendición de los fieles, que se puede observar en la imagen disponible a continuación. Es otra aplicación de la misma teoría.

 

La auto-bendición. En algunos lugares, esto ya es posible. Crédito de la imagen: Tradition in Action.

Fuentes

Traducido y adaptado por Proyecto Emaús de el artículo publicado originalmente en: http://www.traditioninaction.org/RevolutionPhotos/A735-Self_Com.htm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *