Junio es el mes del Sagrado Corazón de Jesús y a lo largo del mismo, se publicaran a diario, una serie de ofrecimientos, oraciones y sacrificios para desagraviar al Corazón Divino de tantas ofensas como recibe, especialmente por la indiferencia y el olvido de sus elegidos.