Jerusalén: Líderes de la Iglesia expresan su preocupación por el aumento de tensión alrededor del Monte del Templo

Independent Catholic News / Jerusalén . – La policía israelí ha prohibido a todos los hombres menores de 50 años, el ingreso a la Ciudad Vieja de Jerusalén, con motivo de las oraciones musulmanas del viernes. Esto, conforme aumentan las tensiones y estallan las protestas por las nuevas medidas de seguridad tomadas este lugar santo.

La rara prohibición, vino después de que ministros israelíes, decidieran no ordenar la remoción de detectores de metal, erigidos en las entradas al complejo de la mezquita Haram al-Sharif, conocido por los judíos como el Monte del Templo, luego de un ataque, que hace una semana mató a dos policías.

Sin embargo, según se aclaró mediante un comunicado policial, se permitirá el acceso a mujeres de todas las edades, pero, la discreción podría ser aplicada en el uso de los detectores de metal, en lugar de obligar a todos, a pasar por ellos.

Diversos líderes religiosos y palestinos, seguían pidiendo a los fieles, que no entraran hasta que los detectores fueran removidos. La muchedumbre se reunió en las afueras de Jerusalén. la Ciudad Vieja amaneció las tiendas cerradas y las calles alrededor de la Puerta de Damasco – la entrada más usada por los palestinos – bloqueadas.

Al respecto, los lideres de las Iglesias en Jerusalén, han emitido el siguiente comunicado sobre las crecientes tensiones alrededor de Al-Haram Ash-Sharif:

Nosotros, los lideres de Iglesias en Jerusalén, expresamos nuestra seria preocupación por la reciente escalada de acontecimientos violentos alrededor de Haram Ashh Sharif, expresamos nuestro dolor por la pérdida de vidas humanas y condenamos enérgicamente, cualquier acto de violencia.

Estamos preocupados por cualquier cambio en la situación histórica (Status Quo) en la mezquita de Al-Aqsa (Haram ash-Sharif)  su patio, y la ciudad santa de Jerusalén.

Cualquier amenaza a su continuidad e integridad, podría fácilmente conducir a consecuencias más graves e impredecibles, lo que sería muy inoportuno en el actual clima religioso.

Valoramos la custodia continua del Reino Hachemita de Jordania en la Mezquita de Al Aqsa y los lugares sagrados en Jerusalén y Tierra Santa, misma que garantiza el derecho de todos los musulmanes a acceder libremente a adorar a la Mezquita de Al-Aqsa, según el Status Quo prevaleciente.

Renovamos nuestro llamamiento para que se respete plenamente el status quo histórico que rige estos sitios, en aras de la paz y la reconciliación con toda la comunidad, y rezamos por una paz justa y duradera en toda la región y todos sus pueblos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *