Una imagen de la Virgen de Guadalupe llora lágrimas con olor a rosas en la ciudad de Fresno, California. Su dueña, la Señora María Cárdenas, cuenta que recibió la imagen hace 10 años como regalo por el día de la madre, pero la imagen recién comenzó a lagrimar desde hace un año y medio, después que su primo Jessie López fuera asesinado.

Las lágrimas brotan del ojo derecho de la imagen, mismas que son recolectadas por medio de un vaso. La Sra. Cárdenas dice que “cada gota es como un milagro”. Estas son luego compartidas con aquellas personas que llegan hasta su casa (la familia Cárdenas por razones obvias no ha hecho pública la dirección de su residencia).

La imagen puede lagrimar durante meses y dejar de hacerlo de manera repentina por algún tiempo, luego del cual, vuele a “llorar”.

Un hombre que no quiso identificarse pero que trabaja como cuidador de la imagen, cuenta que son muchas las personas que han ido a visitarla, incluso han sido invitados muchos sacerdotes quienes quedaban sorprendidos comentando “es un milagro”.

“No la estamos ocultando, pero tampoco queremos que nada malo le pase a la imagen”.

Las lágrimas son de consistencia oleosa y emanan un delicado olor a rosas