CNA/EWTN News -Hay un demonio cuyos ataques se enfocan en la familia, dijo el exorcista César Truqui, un sacerdote quien participó en un curso de exorcismo llevado a cabo en Roma el año pasado. El padre Truqui advirtió todo lo que daña a la familia, incluido el divorcio, complace al demonio.

En una entrevista al semanario italiano Tempi el 2015, el sacerdote dijo que existe “un demonio que se especializa en ataques sobre la familia, demonio que es mencionado en la historia de Tobias, llamado ‘Asmodeo.'”

El libro del Antiguo Testamento, el demonio es conocido por haber matado a 7 de los esposos de Sara y fue luego encadenado en el desierto por San Rafael. “El demonio está presente en muchos exorcismos” dijo Truqui.

El sacerdote recordó encuentros con el demonio en exorcismos hechos por el Padre Gabrielle Amorth y por el Padre Francisco Bamonte a quienes asistió. El Padre Amorth, es un renombrado exorcista de ya 90 años quien ha llevado a cabo más de 70,000 exorcismos en el curso de 29 años.

“Recuerdo a una joven pareja, muy unida y que quería casarse, pero la mujer tuvo que ser primero liberada por medio de un exorcismo. Durante este, el demonio estuvo muy furioso y amenazaba al padre Amorth para así prevenir el matrimonio, de lo contrario, mataría a la joven. Obviamente solo era una amenaza del amo de la mentira, la que nunca se concretó”.

El sacerdote agregó que el demonio también busca atacar a la familia por medio de ideologías y estilos de vida, así también como por medio de la proliferación del divorcio.

“Ahora se cree que si uno ya no gusta más de su pareja, sería mejor divorciarse, ignorando así las consecuencias que esto acarrea tanto a los niños como a la sociedad. Esta mentalidad trabaja en contra de la familia y complace al demonio – quien sabe muy bien, que un hombre solo sin puntos de referencia, es inestable y manipulable”.

En el 2014 el Papa Francisco durante su discurso al movimiento de Renovación Carismática, en el cual indicó, que:

“el demonio busca destruir la familia por que es en ellas que Jesús crece, en el medio del amor entre los esposos y en la vida de los niños. Es por eso que el demonio ataca a la familia tanto. No la ama. Busca destruirla, quiere eliminar el amor que existe dentro de ella.”

Ese fue el mensaje del Papa Francisco en el estadio Olímpico de Roma frente a 52,000 personas donde también recordó que las familias son la “Iglesia Domestica”. Finalizó su mensaje pidiendo al Señor “bendiga a la familia, la haga fuerte en la crisis actual en la que el demonio quiere destruirla.”