Un grupo violento de feministas atacó la catedral de Resistencia, Argentina con fuego, piedras y pintura. Hombres que estaban presentes en ese momento en la catedral como parte de diversos equipos de agencias de noticias, fueron acosados y agredidos por las turbas. Todo ocurrió durante la marcha del Encuentro Nacional de las Mujeres en la ciudad argentina de Resistencia.

Mientras gritaban frases contra la iglesia Católica, encendieron fuego en la calzada de la catedral y arrojaron piedras y pintura. Las manifestantes intentaron arrancar las rejas que impedían el acceso a la iglesia.
La policía había afirmado a los organizadores del evento de que no habría intervención policial mientras no causasen daños materiales a la catedral, pero el mismo comando policial confirmó que las feministas causaron daños a las estructuras de la iglesia, puerta y a algunos vidrios.

Las manifestantes agredieron a hombres que se hallaban en las inmediaciones de la iglesia y atacaron a los integrantes de equipos de televisión. También causaron destrozos a diversos edificios públicos y privados.