El cardenal Joachim Meisner, más conocido recientemente como co-autor de la dubia enviada al Papa Francisco, falleció el miércoles a los 83 años. Según la estación alemana Domradio, el arzobispo emérito de Colonia murió pacíficamente mientras estaba de vacaciones en Bad Füssing.

El Santo Padre envió un telegrama a Cdl. Rainer Woelki, actual arzobispo de Colonia, al enterarse de la muerte de Meisner. “Con profunda emoción me enteré de que, de repente e inesperadamente, el cardenal Joachim Meisner fue llamado de esta tierra por el Dios de la misericordia”, leía la nota.

Reconoció que Meisner estaba dedicado a la proclamación de la Buena Nueva y que tenía una fe profunda y un amor sincero por la Iglesia.

Meisner era conocido como un fiel defensor de la ortodoxia, y firmó un conjunto de preguntas, o dubia, enviada al Santo Padre el año pasado, la que después de hacerse de conocimiento público, provocó una tormenta de comentarios.

Junto con los Cardenales. Raymond Burke, Carlo Caffarra y Walter Brandmüller, Meisner fue tanto apoyado como condenado por otros obispos, debido a su iniciativa de buscar claridad por medio de las preguntas planteadas en la Dubia.

Al no recibir respuesta del Papa Francisco, los cuatro cardenales emitieron otra carta al Santo Padre pidiendo una audiencia privada para discutir sus preocupaciones, la que hasta ahora tampoco ha tenido respuesta.

Meisner defendía constantemente la enseñanza de la Iglesia sobre el matrimonio y los sacramentos. En el 2015, co-escribió el libro “Once Cardenales hablan sobre el matrimonio y la familia”, que confirmó la doctrina y la disciplina sobre la Santa Comunión de los divorciados vueltos a casar. El libro fue publicado antes del Sínodo sobre la Familia en el 2015, y rechaza explícitamente la Propuesta Kasper, ofrecida por el cardenal alemán Walter Kasper, quien propugna la Santa Comunión a los divorciados vueltos a casar.