Estudio holográfico demostraría la presencia de un objeto oval con la palabra “cordero” sobre la garganta del hombre de la sábana

El Dr Peter Soons, un estudioso del manto Sagrado de Turin, sostiene haber encontrado debajo de la barba; en el área del cuello del hombre de la sábana, un objeto de forma ovalada con unas dimensiones aproximadas de 11.5cm x 5cm, mostrando sobre su superficie lo que parecen ser 3 caracteres hebreos o arameos (las letras empleadas en ambos alfabetos son similares) que escriben la la palabra “cordero”.

El doctor Soons, conocedor del escepticismo de muchos con respecto a su hallazgo, decidió llevar a cabo un conjunto de pruebas experimentales adicionales, entre las que se incluían los estudios de las imágenes en tres dimensiones llevados a cabo por diferentes científicos entre los que caben destacar a los profesores John Jackson y Nello Balossino, además de la generación holográfica de imágenes, mismas que ultimadamente habrían confirmado la existencia de dicho objeto.

Los caracteres en cuestión serían Nun Alephn Ayin y el texto haría referencia a una frase que traducida del hebreo al español, sería algo como “Ovejas de pequeño tamaño”, y en arameo (el lenguaje hablado por nuestro Señor Jesucristo) esta palabra significaría más precisamente “cordero”.

Tenemos aquí el manto de Turín que muestra la imagen de un hombre crucificado, quien de acuerdo con la tradición sería Jesucristo, que además tiene bajo su barba escrita la palabra “el cordero”.

Antiguamente, durante el sacrificio de la pascua en Jerusalén, las ovejas adultas, al oler la sangre de las ovejas sacrificadas anteriormente,  se resistían y luchaban al ver que iban a ser también sacrificadas, mientras que los jóvenes corderos, mansos e inocentes, se entregaban sin oponer resistencia.

Esto es en clara analogía a Nuestro Señor Jesucristo, llamado también el “Cordero de Dios” (Agnus Dei en Latín), quien por nuestra salvación, aceptó de manera voluntaria, ir al sacrificio y morir en la cruz por la redención de todo el género humano.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *