Los funcionarios del Vaticano quieren escuchar en persona por qué los miembros del consejo de Hermanos de la Caridad insisten en permitir la eutanasia.

El Vaticano está planeando convocar a los miembros de una orden belga a Roma para que expliquen por qué se niegan a abandonar la política que permite a médicos, matar a pacientes psiquiátricos en casas administradas por la iglesia.

Altos funcionarios del Vaticano, quieren saber por qué los miembros de la Junta Directiva de la Organización de los Hermanos de la Caridad insisten en permitir la eutanasia de pacientes no terminales frente a una orden de alto nivel para revertir esta política. Con el respaldo del Papa Francisco, el Vaticano ha exigido que la organización abandone su postura, porque está muy en desacuerdo con la enseñanza de la Iglesia Católica sobre la santidad de la vida humana.

Hace dos semanas, la organización rechazó públicamente el ultimátum para ajustarse a los deseos del Vaticano por medio de un miembro del consejo, Herman van Rompuy, ex presidente del Consejo Europeo, proclamando en Twitter que “el tiempo de ‘Roma locuta causa finita’ ha pasado hace mucho“.

El hermano René Stockman, superior general de los Hermanos de la Caridad, que se opone enérgicamente a la política pro-eutanasia, dijo al Catholic Herald que la invitación al Vaticano representaba la última oportunidad de la organización para conformarse a los deseos de la Iglesia. “La Organización de los Hermanos de la Caridad será invitada por el Vaticano a venir y explicar la decisión tomada, tras lo cual se tomará una decisión final“, dijo. “Con esto se da a la Organización de los Hermanos de la Caridad en Bélgica una última oportunidad para ponerse en línea con la doctrina de la Iglesia Católica”.

El Vaticano, dijo, no está dispuesto a comprometerse en su propia posición y que de ninguna manera modificará “su petición inicial en línea con la doctrina de la Iglesia de respetar la vida”.
Los Hermanos de la Caridad, dirigen 15 centros para pacientes psiquiátricos en toda Bélgica.