“Sabemos que los países más prósperos y fuertes, están buscando la manera de eliminar la fe de sus vidas en pos del dinero y el poder. Esto no quiere decir, que la fe tenga que desaparecer de la vida de las personas en estos países, sino, que les será cada vez es más difícil practicarla.”

Estas fueron las palabras del patriarca Kirill después de celebrar misa en el monasterio de Nikolo- Ugreshsky, en la región de Moscú, donde agregó, que hoy en día, las personas no tienen necesidad de creer en Dios:

“Si usted tiene una gran cuenta bancaria, si todo el mundo está a vuestros pies, si puedes hacer lo que quieras, si tienes el poder, si tienes fuerzas armadas capaces de conquistar al mundo, entonces no tienes necesidad de creer en Dios. Nosotros, nuestra gente, la Santa Rusia, después de haber pasado por etapas tan difíciles de completa negación a la existencia de Dios y a su presencia en nuestras vidas, nos hemos convertido a Dios y lo que ahora vemos es maravilloso. Vemos grandes cambios, cambios que incluyen a nuestros jóvenes y a la conciencia de la gente” .

El patriarca Kiril ha expresado su creencia de que ninguna generación de jóvenes en la historia, ha sido sometida a tentaciones e intentos de distorsionar la naturaleza moral como la generación actual, y que por lo tanto, es un milagro de Dios, que más y más personas unan sus vidas a ÉL, resistiendo toda tentación diabólica y construyendo sus vidas de acuerdo a la ley de Dios.

“Se trata de una manifestación de la grandeza de Dios, y cuando las personas que ponen su esperanza en el poder del hombre, arrebatan nuestra esperanza en Dios con una condescendiente e irónica sonrisa dibujada en el rostro, podemos responderles con oración. Oración por todo el mundo, no con ironía o malicia, sino, con la plena comprensión de que la oración es más fuerte que el dinero, más fuerte que el poder, más fuerte que las armas” .

En un artículo publicado en el sitio alemán Der Speigel, desde al año 2,000, más de 400 iglesias católicas han cerrado en Alemania y el número de vocaciones sacerdotales, ha caído al punto de ser necesaria la “importación” de sacerdotes desde la India.
Se provee que en transcurso de los próximos años, cierren unas 700 iglesias adicionales.

Mientras tanto, cada día es más común en Europa, el encontrarse con iglesias que debido a la falta de feligreses, han terminado sus días convertidas en Skateparks o Boutiques.