El Obispo de Mostar Insiste: Apariciones de Medjugorje no son auténticas

La Stampa.- El obispo de Mostar, Monseñor Ratko Peric, ha escrito recientemente un artículo titulado «Las apariciones de Medjugorje durante los siete primeros días» el que según sus críticos, tendría por objetivo, el demoler la credibilidad de las apariciones en su etapa inicial, aquellos siete días considerados como los únicos durante los cuales habrían tenido lugar las apariciones de la Virgen María.

Monseñor Peric, bajo quien se haya actualmente la jurisdicción de Medjugorje, ha sido siempre adverso a reconocer la credibilidad del fenómeno.
Haciendo uso de material de conocimiento público y ampliamente difundido (supuestos mensajes de Nuestra Señora en donde abundan graves errores que atentan contra la doctrina Católica y el sentido común), hace referencia a aquella etapa inicial, en la que la comisión establecida por Benedicto XVI y liderada por el Cardenal Camilo Ruini, encontrase elementos de origen sobrenatural. El reporte final fue enviado al papa Francisco el año 2014, después de cuatro largos años de investigación, y sugería a Su Santidad, el aprobar únicamente las primeras semanas del fenómeno.

El artículo fue publicado a la llegada del enviado especial del Papa, el obispo de Varsovia Henryk Koser, quien tiene por misión el recopilar información de la actual situación pastoral y sobre las necesidades de los fieles que llegan al lugar en peregrinaje, para que de acuerdo a ellas, se sugieran iniciativas pastorales para el futuro: Es sabido que el mandato de Hoser no está relacionado a investigar la autenticidad de las apariciones, sino más bien, el cuidado pastoral de los fieles, así como los ya añejos problemas entre los Franciscanos (dueños de la parroquia) y el obispo de Mostar.

El Obispo Ratko Peric, causó revuelo con su reciente artículo

En el mencionado artículo, Peric niega la autenticidad de las apariciones en Medjugorje y por primera vez, lo hace de manera clara y resoluta: «Las apariciones de la Virgen María no son verdaderas», contradiciendo y retando de manera directa, las conclusiones de la Comisión Ruini (las que nunca fueron hechas de conocimiento público).

“A pesar de que se ha dicho que solamente las apariciones de los primeros días podrían ser consideradas genuinas y de que posteriormente a ellas, llegase al lugar una superestructura cuyos objetivos principales eran no religiosos, esta Curia ha promovido la verdad aún en aquellos primeros días.
Después de haber transcrito las cintas de audio que contenían las conversaciones que tuvieron lugar en la parroquia durante aquellos primeros días (la primera semana de las apariciones) entre el cuerpo pastoral y los entonces niños, que reclamaban haber visto a la Virgen María, exponemos con plena convicción y responsabilidad, las razones por las que resulta evidente la falsedad del alegado fenómeno. Si la verdadera Virgen Madre de Jesús no hubiese aparecido -como de hecho no sucedió- entonces debemos aplicar las siguientes formulas: «auto-declarados videntes, «supuestos» mensajes y «así llamados» secretos.”

Basándose en aquellas grabaciones, el Obispo de Mostar sostiene:

“Una ambigua figura emerge. La figura femenina que podría haber aparecido en Medjugorje, se comporta muy diferentemente a como lo haría la Madre de Dios. Hasta ahora, en todas las apariciones Marianas reconocidas y aprobadas por la Iglesia, Nuestra Señora no habla al principio, jamás se ríe extrañamente, desaparece al hacerle cierto tipo de preguntas y vuelve a aparecer, obedece a los «videntes» y al pastor, quien la hace descender de la colina a pesar de su renuencia a hacerlo. «Ella» desconoce por cuanto tiempo durarán las apariciones, permite que se pisotee su largo velo que llega hasta el suelo y permite que toquen sus ropas y su cuerpo. Esa no es Nuestra Señora”.

El Obispo señala el «extraño temblor» que uno de los visionarios, Ivan Dragicevic durante una conversación con el capellán Zrinko Cuvalo (1936-1991), dijo haber percibido en el primer día de las apariciones. «Esto no sólo puede despertar grandes suspicacias sino también, la convicción de que no se trata de una verdadera aparición de la Santísima Virgen María».

El Obispo también desafía la fecha de aniversario de las «supuestas apariciones», mismas que se supone comenzaron el 24 de Junio de 1981, «sin embargo, los registros del fenómeno de Medjugorje, han decidido que el aniversario debe celebrarse el día 25 de Junio. La razón se debe a que el 25 de Junio de 1981, los seis visionarios, escogidos de entre aquellos que se jactaban de haber visto a la Virgen, estuvieron juntos durante la aparición. En verdad, para negar esta versión de los eventos, formulados por Vicka Ivankovic, es Ivan Dragicevik el que atestigua: «La primera noche yo estaba con ellos, pero no la segunda», entre los seis “videntes” regulares, junto con Marija Pavlovic, también Jakov Colo estaba presente durante la «primera aparición» en el segundo día. «Por lo tanto la fecha del aniversario es también incorrecta, arbitraria y falsificada».

Continuando con los argumentos presentados por el Obispo, este sostiene que los «visionarios» preguntaron a esta figura pidiendo una «señal» a manera de prueba de autenticidad. De acuerdo a Ivanka, las manecillas de su reloj pulsera, dieron una vuelta completa; “Y ella nos dejó una señal en el reloj”. “Más que ridículo, esto es extraño. «Ivanka está segura de que la aparición dejará una marca en aquella montaña, una señal quizás en la forma de agua. Después de casi 4 décadas, no hay tal señal, no hay agua, sólo fantasías”.

Durante los primeros siete días «la aparición no tomó ninguna iniciativa, nunca habló primero. A las preguntas de los «visionarios», ella respondía de manera genérica, ambigua, inclinando su cabeza, refiriéndose al futuro, prometiendo el milagro de sanar y dejar un mensaje a la gente: «Crean firmemente como si me hubieran visto». Y a los Franciscanos: «Crean firmemente».

El artículo recuerda las preguntas de Ivanka con respecto a la duración de las apariciones a las que la figura respondió: «Tanto tiempo como quieras».
Mirajana a su vez dijo haber preguntado a la figura sobre cuantos serían los días por los que continuarían las apariciones y «una voz interior le contestó que lo haría por dos o tres días más». Y ella lo confirma la tarde del Martes 30 de Junio de 1981 diciendo: «Tres días: 1, 2 y 3 de julio de 1981». De hecho, a la pregunta del sacerdote de la parroquia, todos excepto Ivan, contestaron al unisono «3 días». Al parecer, la figura cambió de idea pues «sigue apareciendo hoy en día, ininterrumpidamente por 37años, todos los días a tres de los videntes originales del grupo: Ivan, Marija y Vicka. A los otros tres «videntes», lo hace una vez al año: A Mirjana desde 1982, a Ivanka desde 1985 y Jakov desde 1998. Además, del grupo mencionado anteriormente, dos ven a la figura una vez al mes desde 1987 y reciben «mensajes» para el mundo. Cada 2 de mes, la figura supuestamente se le aparece a Mirjana y cada 25 a Marija»

El obispo también recuerda que las descripciones que se hicieran de los vestidos, tampoco concuerdan. En conversaciones con los «videntes», la figura apareció vestida de diferentes maneras. De acuerdo con Iván, durante la visión del primer día, la figura llevaba puesto un vestido de color azul, de acuerdo con Ivanka, el segundo día, el vestido era de color café. De acuerdo a los otros «videntes»: Jacov, Mirjana e Ivanka el vestido fue gris.
Al sexto día, el Obispo Peric juzga “muy inusual y seria la manera en que la aparición permite que su velo sea pisoteado y su cuerpo tocado“. Vicka recuerda haberla tocado el segundo día: «Cuando la tocas, tus dedos rebotan así». Ivanka da la misma descripción y añade: «Cuando tocas su cuerpo, se siente como aire o seda, nuestros dedos regresan de alguna manera». Afirman además, que lograron que un doctor tocase la vestimenta de la aparición.
«Estas historias de toqueteos a Nuestra Señora, a su vestido, el pisoteo de su velo, crean en nosotros el sentimiento y convicción de que algo fraudulento e indignante está sucediendo. Esta no es nuestra Virgen Católica.»

Finalmente, el Obispo Peric denuncia la «manipulación intencional». El interlocutor de los «videntes», el padre Jozo Zovko, estaba muy nervioso de que la aparición no diera mensajes destinados a la gente y al clero. Zovko entonces pregunta a los «videntes» si abría alguna manera de forzar a la aparición a bajar a la Iglesia donde está ubicada su estatua: «Me gustaría saber si hay alguna forma de forzarla a aparecer en la Iglesia. ¿Quizás se aparecería, cierto?, ¿Qué crees tu?», a lo que Mirjana contesta: «Yo no lo sé. No habíamos para nada pensado en eso», el padre Zovko Repite: «Yo creo que pueden forzarla: Señora, le pido si por favor puede aparecerse en la iglesia. ¿Que piensas?», entonces Mirjana contesta: «Creo que sería mejor, porque así la policía no nos buscaría».
El Obispo Peric concluye entonces: «Por medio de la manipulación, las apariciones son «transferidas» a la iglesia el 1ro de Julio de 1981. Estas apariciones forzadas en la iglesia, son más un truco de magia que el evangelio de Cristo».

La conclusión del Obispo de Mostar, es que no es posible hablar de eventos sobrenaturales:
“Tomando en cuenta todo lo que ha sido examinado por esta Cancillería Diocesana, incluyendo el estudio de los siete primeros días de las supuestas apariciones, se puede decir tranquilamente que:

La Virgen María no se ha aparecido en Medjugorje. El Obispo así lo ha constatado en diversos escritos. Las «grabaciones» de las que hace mención, fueron de hecho transcritas años atrás, traducidas al Francés e Inglés y publicadas en tres volúmenes. Todos estos materiales han sido tomados en cuenta y examinados a profundidad por la comisión encabezada por el Cardenal Ruini“.

Quizás lo que impresiona más, es el momento en que la Santa Sede decide mandar un enviado especial del Papa, para verificar los problemas existentes relacionados al cuidado pastoral de los peregrinos, que es cuando Obispo decide intervenir, intentando influenciar sobre el juicio que da a estas apariciones el carácter de sobrenatural. Un juicio que ahora se halla en manos de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

Fuentes:

Traducido y adaptado por Proyecto Emaús.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *