Onepeterfive.com – Infocatolica.- En una entrevista publicada inicialmente el año 2015 en el semanario francés Homme Noveau, el Cardenal Robert Sarah, Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, emitió su opinión, aunque de manera un tanto oblicua, sobre la cuestión de la Dubia.

El Cardenal se siente llamado a intervenir como Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos porque la presente falta de dirección en la Iglesia,  involucra a tres sacramentos: El matrimonio, la Penitencia y la Eucaristía. Según el cardenal, el nivel de confusión que estamos experimentando se debe a una falta de formación adecuada, la que lamentablemente, afecta a sus compañeros obispos.

Sarah ha subrayado que cada obispo, él mismo en primer lugar, está sujeto a la doctrina del matrimonio indisoluble y monogámico -restaurada por Nuestro Señor Jesucristo a su forma original- y en la que el hombre, la mujer y los niños, encuentran su bienestar.

El Cardenal Sarah, reafirma que esta verdad, no puede simplemente dejar de afectar, la forma en que se recibe la Sagrada Comunión:

“La Iglesia en su totalidad siempre ha sostenido firmemente que nadie puede recibir la Comunión siendo consciente de haber cometido un pecado grave, principio que fue definitivamente confirmado por San Juan Pablo II en la encíclica Ecclesia de Eucharistia. Ni siquiera un Papa puede renunciar a esta ley divina “.

¿Estaremos próximos a ver  al Cardenal Sarah, agregar todo el peso de su posición y nombre a la lista de los Cuatro Cardenales?

Que Dios le pida que haga exactamente eso.