El Cardenal Müller ha negado enérgicamente los informes que alegan que el Papa Francisco le ha preguntado al prelado alemán, cinco preguntas antes de informarle que su mandato como prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe no seria renovando, mismas que han sido ampliamente reportadas en los medios sociales.

El sitio de noticias One Peter Five y el italiano Vaticanista Marco Tosatti, han informado que el Papa Francisco, al reunirse con el Cardenal Müller el 30 de junio, le hiciere cinco preguntas sobre su punto de vista con respecto a una variedad de temas, incluyendo la introducción del diaconado y sacerdocio femenino, la abolición del celibato clerical, su postura respecto a Amoris Laetitia y su postura sobre Francisco al despedir a tres miembros del personal de la congregación. Esta información habría llegado a los mentados sitios por medio de una fuente anónima.

Según estos informes, después de escuchar a los cardenales alemanes, Francisco le informó que su mandato había terminado y salio de la habitación. Puede leer el articulo traducido al español aquí

Ahora, el cardenal Müller ha dicho a la vaticanista Guido Horst, que ninguna de estas afirmaciones es verdadera. Escribiendo un editorial de la cadena de noticias católicas CNA Deutsch, Horst describe el encuentro personal, con el clérigo alemán la mañana del 11 de julio en Roma. El periodista, corresponsal en jefe del diario Tagespost, describe un cardenal realmente sorprendido de los informes: el propio Müller no había visto el reportaje en Internet.

El cardenal se sorprendió al leer esta descripción de su encuentro con el Papa, escribe Horst, citando al cardenal Müller: “Esto es incorrecto. De hecho, todo el encuentro había tenido lugar de manera muy distinta”, afirmó el cardenal Müller, y las afirmaciones de la fuente anónima alemana eran bastante falsas. Los comentarios hacen eco de un breve correo electrónico enviado por el Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, a One Peter Five y Marco Tosatti ayer. En ella, Burke afirma que la reclamada reconstrucción es totalmente falsa y solicita que la historia sea actualizada.