Neel Kolhatkar es un actor y comediante australiano que ha consagrado más de un corto a reírse de la tiranía que poco a poco va imponiendo la corrección política en las sociedades occidentales: igualitarismo, ideología de género, promoción de la “diversidad”, ultra-protección de minorías supuestamente asediadas, exaltación de todo lo sentimental en detrimento de la verdad y de los hechos, castigo de los “delitos de odio”, proscripción de todo cuanto cualquier grupo minoritario pueda considerar “ofensivo”…

Los temas objeto de chanza en el corto “Educación Moderna” de Neel Kolhatkar no son imaginarios: son sólo una caricaturización de disposiciones legales ya existentes en numerosos países, que plasman en leyes inicuas las ambiciones enfermizas del “Nuevo (des)Orden Mundial”.

Kolhatkar describe la paradójica intolerancia de quienes de autodenominan “abiertos y tolerantes”. Es que se está implantando una dictadura ideológica de facto que castiga con el rechazo social y la estigmatización a todo el que se muestre discrepante o simplemente plantee preguntas. Y que muy pronto puede comenzar a ejercer la violencia contra los desafectos.