Devoción de los 5 primeros Sábados

La comunión reparadora de los 5 primeros Sábados de mes durante 5 meses, tiene su origen el día 10 de Diciembre de 1925, cuando la Santísima Virgen María se le apareció a una de las videntes de Fátima; Sor María Lucía de los Dolores (Lucia Do Santos), teniendo al Niño Jesús sobre una nube luminosa. La virgen mostraba su dolido corazón, todo lleno de espinas. El pequeño niño Jesús lo señalaba y mientras lo hacia, le dio a Sor Lucia el siguiente mensaje:

Ten compasión de este corazón dulcísimo, martirizado continuamente por la humana ingratitud…

Entonces añadió la Santísima Virgen:

Mira, Hija mía, mi Corazón rodeado de las espinas con que los hombres, ingratos, le hieren cada momento con sus blasfemias e ingratitudes. Tú al menos procura consolarme y anuncia de mi parte, que Yo prometo asistir en la hora de la muerte con las gracias necesarias a la salvación, a todos los que 5 sábados de meses consecutivos, confiesen, reciban la Santa Comunión , recen la tercera parte del Rosario y me hagan compañía durante quince minutos, meditando los misterios del Rosario, con el fin de ofrecerme reparación.

¿Por qué 5 Sábados?

Después de haber estado Lucía en oración, Nuestro Señor le reveló la razón de los 5 sábados de reparación: “Hija mía, la razón es sencilla: se trata de 5 clases de ofensas y blasfemias proferidas contra el Inmaculado Corazón de María:
1- Blasfemias contra su Inmaculada Concepción.
2- Contra su virginidad.
3- Contra su Maternidad Divina.
4- Contra los que procuran públicamente infundir en los corazones de los niños, la indiferencia, el desprecio y hasta el odio hacia la Madre Inmaculada.
5- Contra los que la ultrajan directamente en sus sagradas imágenes.

¿Qué se necesita?

1.- Se requiere confesión.
2.- Se debe de comulgar.
3.- Se ha de rezar la tercera parte del Rosario (5 misterios).
4.- Se ha de acompañar a la Virgen meditando los misterios por 15 minutos.
5.- Hacer todo esto los primeros sábados del mes durante 5 meses.
6.- Tener sobre todo, la intención de desagraviar el Inmaculado Corazón de María.


Manera de practicarlos

Ofrecimiento

Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo; yo os adoro profundamente y os ofrezco el preciocisimo Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de vuestro Santísimo Hijo, presente en todos los sagrarios del mundo, en reparación de los ultrajes con que Él mismo es ofendido, y por los méritos infinitos de su Santísimo Corazón, y por la intervención del inmaculado corazón de María, te pido la conversión de los pecadores.

Y TU oh Inmaculado Corazón de María, acepta este tributo de amor y veneración que te ofrecemos, con la intención de consolarte y de reparar las blasfemias e ingratitudes con que te hieren los malvados.

A este fin, acepta la tercera parte del Rosario, tan recomendado por TI misma, y que voy a rezar devotamente con la meditación de sus misterios, para que me asistas, según tu promesa en la hora de mi muerte, con las gracias necesarias para mi salvación.
Amén.

Ahora, puedes proceder a Rezar los Misterios Gozosos del Santísimo Rosario. Recuerda al final de cada decena, incluir la oración que la Virgen en Fátima nos enseñó: “Oh Jesús mio, perdona nuestros pecados, líbranos de los fuegos del infierno, lleva a todas las almas al cielo, especialmente a las más necesitadas de tu misericordia.

Otras oraciones de desagravio y reparación

anagrama

Oración de Reparación a Jesucristo Agonizante

La Remisión de los pecados mediante El Confíteor

Acto de Reparación

Acto de reparación al Inmaculado Corazón de María

Devoción de los 5 primeros Sábados

Oración de Desagravio al Inmaculado Corazón

Oraciones de Desagravio y Reparación

Acto de Desagravio de Pio XI

Acto de desagravio al Sagrado Corazón de Jesús

La devoción a los Corazones de Jesús y María cuando no es posible confesarse ni comulgar

Oración de Desagravio al Inmaculado Corazón II

Devoción de los 9 Primeros Viernes de Mes

Acto de Reparación II

Dedicación de nuestros actos de piedad al Inmaculado Corazón de María

Acto de desagravio al Sagrado Corazón de Jesús II