El sitio LifeSiteNews, ha publicado recientemente una oración, al que han denominado como el “Credo de las familias fieles a Cristo”. Se trata de una declaración de 7 puntos, íntimamente relacionados con las verdades de la fe católica, la familia y el matrimonio, que hoy por hoy se encuentran bajo ataque. Fue desarrollado por la Asociación de las Familias Católicas Reino Unido, LifeSiteNews y el aporte de diversos prelados.

Esta oración ha sido revisada y aprobada por peonajes de la talla de su eminencia, el Cardenal Raymond Burke, además de diversos profesionales de estudios religiosos y teólogos.

A fin de que esta oración pueda ser presentada al Papa, se busca recolectar un total de 20,000 firmas. Usted puede participar en este enlace. Se dará cuenta de que ya ha sido firmada por muchos católicos prominentes y fieles de todo el mundo, incluidos los miembros de la jerarquía católica, profesores, líderes defensores de la vida y de la familia . Pero las firmas más importantes son las suyas – las de las familias católicas fieles para las que se ha desarrollado este Credo.

El Credo de las Familias fieles a Cristo

  1. Creemos que el matrimonio fue creado por Dios y elevado por Cristo a la dignidad de sacramento para los bautizados. El matrimonio es, por su naturaleza, una unión entre un hombre y una mujer, escogido libremente, fiel, indisoluble y abierto a la vida.
  2. Creemos que las relaciones sexuales son de naturaleza procreativa y unitiva, y están reservadas exclusivamente para el matrimonio.
  3. Creemos que el uso impúdico de las relaciones sexuales, es radicalmente perjudicial para el cuerpo, el alma y la civilización.
  4. Creemos que debido a nuestra naturaleza, debemos proteger la castidad con la custodia de los ojos, la modestia en el vestir y el comportamiento.
  5. Creemos que los niños tienen el derecho a ser concebidos dentro de la amorosa unión entre un esposo y una esposa.
  6. Creemos que los padres, en virtud de dadores de vida y  amor a sus hijos, tienen el derecho y el deber primario y absolutamente irrenunciable de educarlos y protegerlos.
  7. Creemos que la vida humana debe ser protegida desde el momento de la concepción hasta la muerte natural.

Debido a que la felicidad, la libertad, la salvación y la existencia misma de nuestras familias dependen de estas verdades de origen divino, esperamos que la jerarquía católica y las instituciones católicas las enseñen unánimemente. Nos comprometemos a defender estas verdades y a resistir, el que sean socavadas ya sea por el silencio, la ambigüedad o falsedades.